Críticas

Hasta pronto, Tierra Media

El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos

The Hobbit: The Battle of the Five Armies. Peter Jackson. Nueva Zelanda, EUA, 2014.

el_hobbit_la_batalla_de_los_cinco_cartelEntre 2001 y 2014 Peter Jackson ha ofrecido a los espectadores seis largometrajes ambientados en el universo de Tolkien, la Tierra Media. Creo que la trilogía de El señor de los anillos (The Lord of the Rings) pasará a la historia como uno de los grandes ejemplos de trasposiciones literarias. La Tierra Media se ha convertido, pues, en un universo transmedia, que salta de la novela al cine, del cine al cómic, y del cómic a los videojuegos. Ahora que se ha estrenado El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos se completa, de alguna manera, el círculo iniciado en 2001 con el estreno de La comunidad del anillo (The Fellowship of the Ring).

el_hobbit_la_batalla_de_los_cinco_01Desde el principio, las comparaciones entre ambas trilogías han resultado inevitables, y ahí es donde radica el principal problema de la trilogía de El Hobbit, en que no puede resistir la comparación: el Peter Jackson de El Hobbit no consigue estar a la altura del Peter Jackson de El señor de los anillos. Nunca sabremos del todo las razones por las que Guillermo del Toro acabó apartado de la realización de El Hobbit ni por qué Peter Jackson convirtió lo que debería haber sido un único largometraje en una trilogía, pero lo que sí conocemos es el resultado: El señor de los anillos es un esfuerzo magnífico por llevar al cine una de las obras maestras de la literatura fantástica con un resultado en clave épica; El Hobbit, en cambio, alarga hasta la exasperación y el paroxismo una buena historia de aventuras que, ni siquiera en sus últimos compases, se acerca al tono épico de Las dos torres (The Two Towers, 2002) o El retorno del rey (The Return of the King, 2003).

el_hobbit_la_batalla_de_los_cinco_02Hechas estas salvedades, podemos empezar a hablar de La batalla de los cinco ejércitos, que supone un magnífico broche final para una trilogía que siempre dio la sensación de tener un tono menor, tanto en el tratamiento de los personajes como en el planteamiento de las escenas de acción. Ahora bien, en mi opinión, sí hay algo que es considerablemente mejor en El Hobbit: su protagonista. Bilbo Bolsón, encarnado por Martin Freeman, es un personaje apasionante, mucho más carismático, complejo y decidido que su sobrino Bilbo (Elijah Wood). Esta tercera y última entrega de El Hobbit marca un final de etapa: comienza con el ataque del dragón a la Ciudad del Lago y acaba con el regreso de Bilbo a la Comarca. Lo que ocurre entre los dos acontecimientos es una batalla, una sola batalla, si bien narrada en diferentes momentos, que enfrenta a los hombres, los enanos y los elfos contra los orcos; en total, cuatro ejércitos, aunque al final también aparecerá el quinto ejército al que alude el título.

el_hobbit_la_batalla_de_los_cinco_04Acompañan a Bilbo en su última aventura los miembros de la compañía de enanos, entre los que destacan Thorin Escudo de Roble (Richard Armitage) y Gandalf el Gris (Ian McKellen), el personaje que sirve de nexo entre ambas trilogías. La relación entre Thorin y Bilbo es uno de los aspectos más interesantes de La batalla de los cinco ejércitos, así como el protagonismo cobrado por Bardo (Luke Evans) en la lucha contra Smaug (Benedict Cumberbatch). Quienes no están a la altura de la función son los villanos, Azog el Profanador (Manu Bennett) y Bolg (Lawrence Makoare), dos orcos a los que, sin embargo, cuesta mucho de matar, pero que no le hubieran durado ni medio minuto cualquiera de los miembros de la comunidad del anillo, incluido Legolas (Orlando Bloom), que en esta entrega parece algo desentrenado.

el_hobbit_la_batalla_de_los_cinco_06La batalla de los cinco ejércitos vale la pena aunque solo sea para ver a Christopher Lee, Saruman el Blanco, haciendo de bueno y ayudando a Gandalf. No es común, desde luego. En realidad, esta última entrega de El Hobbit repite el esquema narrativo de Las dos torres, y el papel que desempeña Thorin tiene muchos paralelismos con el que jugaba Theoden (Bernard Hill) en aquella. Así, la defensa que plantea Thorin de Erebor se parece mucho al episodio del abismo de Helm.

el_hobbit_la_batalla_de_los_cinco_07En taquilla, esta nueva trilogía no ha funcionado mal, pero se encuentra a mucha distancia de El señor de los anillos. Eso es lo que pasa cuando se empieza arriba, que los espectadores se acostumbran a lo bueno y luego no se resignan a descender a las aventuras de Bilbo Bolsón y su numerosa compañía de enanos. En mi caso, que he pasado muchas horas de mi vida jugando ambientado en la Tierra Media, no me molestan espacialmente ciertos excesos digitales ni la excesiva duración de la batalla, pero es porque soy un incondicional de Peter Jackson y de sus trasposiciones de J. R. R. Tolkien. Hasta pronto, Tierra Media, te echaremos de menos.

Tráiler:

 

Ficha técnica:

El Hobbit: la batalla de los cinco ejércitos (The Hobbit: The Battle of the Five Armies),  Nueva Zelanda, EUA, 2014.

Dirección: Peter Jackson
Guión: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson, Guillermo del Toro
Producción: Carolyn Blackwood, Philippa Boyens, Carolynne Cunningham, Peter Jackson, Fran Walsh, Zane Weiner
Fotografía: Andrew Lesnie
Música: Howard Shore
Reparto: Ian McKellen, Martin Freeman, Richard Armitage, Ken Stott, Graham McTavish, William Kircher, James Nesbitt, Stephen Hunter, Dean O'Gorman, Aidan Turner, John Callen, Peter Hambleton, Jed Brophy, Mark Hadlow, Adam Brown, Orlando Bloom, Evangeline Lilly, Lee Pace, Cate Blanchett, Hugo Weaving, Christopher Lee, Ian Holm, Mikael Persbrandt, Sylvester McCoy, Luke Evans, Stephen Fry.

Joaquín Juan Penalva

Graduado del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios