Críticas

Norman, un chico (para)normal

El alucinante mundo de Norman

ParaNorman. Chris Butler, Sam Fell. EUA, 2012.

Cartel_ParaNormanLas vacaciones de Navidad, junto con el verano, son uno de esos momentos del año especialmente propicios para el cine familiar, y, en los últimos tiempos, cine familiar es sinónimo casi exclusivo de cine de animación. Durante el último trimestre de 2012, he tenido tres sesiones de cine familiar: Hotel Transilvania (Hotel Transylvania, Genndy Tartakovsky, 2012), El alucinante mundo de Norman y ¡Rompe Ralph! (Wreck-It Ralph, Rich Moore, 2012). Las dos últimas, además, las vimos en días muy próximos, durante las pasadas vacaciones.

Fotograma_ParaNorman01Cuando se trata de una sesión de cine familiar, son mis hijos, por supuesto, quienes eligen la película; ellos tienen sus propias opiniones al respecto, pero a veces coincidimos. Así, por ejemplo, a ellos les encantó Hotel Transilvania, pero a mí me decepcionó un poco, quizás porque esperaba algo más del responsable de El laboratorio de Dexter (Dexter’s Laboratory, 1996-2003) y de Star Wars: Clone Wars (2003-2005). En cambio, con El alucinante mundo de Norman y ¡Rompe Ralph! estuvimos totalmente de acuerdo: ¡Rompe Ralph! nos gustó mucho –y nos sorprendió por la originalidad de su argumento–, pero nos divertimos más con El alucinante mundo de Norman, y eso que la premisa argumental, un niño que ve a los muertos y habla con ellos, como Haley Joel Osment en El sexto sentido (The Sixth Sense, M. Night Shyamalan, 1999), no parecía demasiado infantil.

Fotograma_ParaNorman02En cierto modo, El alucinante mundo de Norman es una caja de resonancias fílmicas, ya que encontramos en la cinta de Chris Butler y Sam Fell múltiples referencias cinematográficas, que van desde títulos como la ya mencionada El sexto sentido, La niebla (The Fog, John Carpenter, 1980), El crisol (The Crucible, Nicholas Hytner, 1996) o El retorno de las brujas (Hocus Pocus, Kenny Ortega, 1993) a películas como Regreso al futuro (Back to the Future, Robert Zemeckis, 1985), Los Goonies (The Goonies, Richard Donner, 1985), Exploradores (Explorers, Joe Dante, 1985), Cuenta conmigo (Stand by Me, Rob Reiner, 1986) o la más reciente Super 8 (J.J. Abrams, 2011). Ahora bien, donde realmente encuentra El alucinante mundo de Norman su tono es en algunas obras de Peter Jackson y Sam Raimi, como Agárrame esos fantasmas (The Frighteners, 1996) o Arrástrame al infierno (Drag Me to Hell, 2009), respectivamente.

Fotograma_ParaNorman03También habría que tener en cuenta el siniestro mundo de Tim Burton por varias razones. Sin ir más lejos, el primer largo producido por Laika fue Los mundos de Coraline (Coraline, 2009), una inquietante fábula de aire siniestro dirigida por Henry Selick, todo un maestro del stop motion y director de Pesadilla antes de Navidad (The Nightmare Before Christmas, 1993), pero ya antes el estudio había colaborado en algunas secuencias de La novia cadáver (Corpse Bride, Tim Burton, 2005). El propio Chris Butler, codirector y guionista de El alucinante mundo de Norman, participó tanto en La novia cadáver como en Los mundos de Coraline. De todas maneras, si hay una película de Tim Burton a la que se parece El alucinante mundo de Norman esa es, sin duda, Sleepy Hollow (1999).

Fotograma_ParaNorman04Hay en El alucinante mundo de Norman cierto regusto por el cine de terror de serie B, lo que la convierte, en cierta manera, en una parodia de las cintas de terror de la Hammer –Frankenweenie (Tim Burton, 2012), por el contrario, homenajea al cine de terror clásico de la Universal–, pero si la película funciona es porque plantea una vertiginosa sucesión de acontecimientos, con una serie de personajes que rompen la expectativas del espectador y no dudan en caer en lo políticamente incorrecto. Así, Norman, el protagonista, es un auténtico freak que, en un momento dado, se convierte en el líder de una particular pandilla de adolescentes que tratan de luchar contra unos zombies que amenazan la paz del lugar, llamado Blithe Hollow. Nada, sin embargo, es lo que parece, y todos los arquetipos saltan por los aires, ya que se trata de una pandilla muy heterogénea.

Fotograma_ParaNorman05Aunque podamos hacer una lectura en clave moral sobre la aceptación de lo diferente, en realidad lo mejor de la película es que es muy divertida, y que, a pesar de haberse construido con los mismos elementos que suelen provocar miedo, acaba moviendo a la risa y, en ocasiones, a la carcajada. Sin duda, una auténtica delicia para disfrutar en familia.

Premios: Nominada al Oscar como Mejor Película de Animación; 8 nominaciones a los Premios Annie, incluyendo Mejor Película; Nominada a los BAFTA como Mejor Largometraje de Animación.

Trailer:

Ficha técnica:

El alucinante mundo de Norman (ParaNorman),  EUA, 2012.

Dirección: Chris Butler, Sam Fell
Guion: Chris Butler
Producción: Matthew Fried, Travis Knight, Arianne Sutner, Carl Beyer
Fotografía: Tristan Oliver
Música: Jon Brion
Reparto: Kodi Smit-McPhee, Tucker Albrizzi, Anna Kendrick, Casey Affleck, Christopher Mintz-Plasse, Leslie Mann, Jeff Garlin, Elaine Stritch, Bernard Hill, John Goodman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.