Críticas

Perdiendo la conexión

Disconnect

Henry-Alex Rubin. EUA, 2012.

Cartel de pelicula DisconnectQuería hacer un thriller emocionante que realmente no tuviera ninguna respuesta. Esa era mi meta. No tenía un mensaje claro, en realidad no intentaba sermonear. Estaba interesado en la exploración de estas tres historias  y la manera con la cual interactuamos entre unos y otros, y la tecnología.

Henry-Alex Rubin

Y, ¿lo consigue? Al parecer, Disconnect armó un debate entre críticos, algunos tildan al film como anti-tecnológico y otros como una película que retrata, fielmente, los problemas de los medios sociales como un hecho de vida actual. Personalmente, me inclino por el segundo grupo; al terminar de ver la película no pensé en lo peligroso que puede llegar a ser Internet, pensé en lo temibles que podemos ser los humanos cuando nos aprovechamos de las ventajas de la red y tan solo la transformamos en nuestra única forma de conexión con el mundo.

Disconnect es la primera película de ficción que realiza Henry-Alex Rubin. Previamente se lo conocía por su documental de culto, Who is Henry Jaglom? (1997), y por codirigir con Dana Adam Shapiro el documental nominado al Oscar en 2005, Murderball. Quizás sea por eso que su debut en el cine de ficción tenga cierto aire a documental, o tal vez sea por las historias que no están alejadas de los relatos que escuchamos diariamente en los noticieros, o más aun, por las actuaciones tan naturales que, según Rubin, consiguió gracias a que rodó la película de la misma manera en que filma sus documentales, “muy alejado de la acción y con lentes de largo alcance en lugar de filmar justo en la cara de los actores”.

Disconnect fotoDisconnect ha sido criticada por tener el mismo concepto de la película ganadora del Oscar en 2006, Crash (Paul Haggis). Ambas, cuentan historias diferentes, interconectadas por personajes o conflictos. Sin embargo, Disconnect no presenta aquel momento cúlmine, en el que los relatos alcanzan algún tipo de conexión. Retrata tres historias acerca de cómo la tecnología ha afectado la conexión entre las personas (para bien o para mal), con una pequeña superposición entre ellas, dos personajes de dos de las historias tienen un pequeño roce con otro de los relatos, pero esos encuentros no son cruciales ni forman parte fundamental de las historias.

Disconnect criticaLa película inicia con una graciosa y atrevida escena donde la periodista, Nina Dunham (Andrea Riseborough) ingresa a un portal de contenido sexual para obtener un primer acercamiento con Kyle (Max Thieriot), un menor de edad que trabaja para una red de pornografía cibernética, y así intentar conseguir una gran nota que, seguramente, la llevará al éxito. Al mismo tiempo, en alguna otra parte de la ciudad, Derek Hull (Alexander Skarsgard) y su esposa Cindy (Paula Patton) buscan consuelo por separado, tras la muerte de su pequeño hijo. Ella se desahoga en una sala de chat de duelo hablando con un desconocido, y él, apostando en juegos de línea. Pronto su identidad será robada y todos sus ahorros gastados. La pareja se ve obligada a contratar a un detective privado (Frank Grillo), quien les revelará sus “secretos” en la web. Finalmente, Rich Boyd (Jason Bateman), un abogado adicto al trabajo y dependiente de su celular, y su esposa Lydia (Hope Davis) deben lidiar con el intento de suicidio de su hijo adolescente, Ben (Jonah Bobo), tras ser víctima de cyber-bullying por parte de dos compañeros de la escuela.

Pelicula Disconnect fotografiaUno de los logros más importantes de Rubin es poder captar el lado humano de los personajes, a pesar de que en la mayoría de las escenas los actores se encuentran sumergidos en sus celulares, ipads o laptops. Rubin lo logra, creando escenas donde los personajes chatean en línea, y los espectadores podemos ver en pantalla los mensajes en tiempo real (incluso con sus nombres de usuarios) y realizando las tomas en primeros planos de los personajes, logrando captar cada expresión, cada muestra de alegría, cada señal de dolor. Uno de los mejores momentos es cuando Rich Boyd (Jason Bateman) chatea con quien, sin saberlo, realizó el acoso cibernético a su hijo. La culpa y el remordimiento captados en el rostro de ambos personajes logran una escena realmente emotiva. El efecto que ha conseguido Rubin es totalmente realista, el espectador puede sentir en carne propia cómo el mundo de cada personaje parece detenerse por instantes cada vez que mandan un mensaje y, sobre todo, los segundos de espera para conseguir una respuesta. Es la triste manera en que actualmente nos comunicamos.

Disconnect pictureUna de las escenas más impactantes del film, a pesar de ser estereotipada, llega al momento del clímax. Las tres historias finalmente alcanzan su punto crítico, los personajes se encuentran en aquel momento crucial que podrá definir sus destinos. Los espectadores nos mantenemos al filo de las butacas, comprometidos con cada personaje, y expectantes ante un posible final muy violento. Rubin juega con nuestra angustia y corta nuestra respiración, presentándonos el final de la secuencia con escenas en cámara lenta acompañadas de la excelente canción On the Nature of Daylight, de Max Richter. Este es un claro ejemplo de que en ciertas ocasiones, si la escena está bien lograda, la cámara lenta puede funcionar.

Cabe destacar, también, el trabajo por parte del reparto. Desde un sorpresivo Jason Bateman, que por primera vez deja totalmente sus habituales personajes cómicos, pasando por Alexander Skarsgard, que ha logrado matar la duda de su capacidad actoral frente a su atractivo físico, hasta el grupo de jóvenes actores que participan, que sin lugar a dudas, en muchas ocasiones, se roban el film.

Disconnect nos deja sin respuestas, no sabemos qué depara a los personajes, no obtenemos el final feliz que quisiéramos. A pesar de no ser las intenciones del director, te hará pensar en la manera en que intentarás conectarte de vuelta con el mundo.

Tráiler:

Ficha técnica:

Disconnect ,  EUA, 2012.

Dirección: Henry-Alex Rubin
Guion: Adrew Stern
Producción: Mickey Liddell y Jennifer Monroe de LD Entertainment
Fotografía: Ken Seng
Música: Max Richter
Reparto: Jason Bateman, Alexander Skarsgard, Andrea Riseborough, Hope Davis, Paula Patton, Frank Grillo, Jonah Bobo

Una respuesta a “Disconnect”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *