Críticas

El día en que París pudo desaparecer

Diplomacia

Diplomatie. Volker Schlöndorff. Francia / Alemania, 2014.

Diplomacia-cartelDiplomacia es al cine lo que una pieza de cámara podría ser a la música. Basada en una obra de teatro de Cyril Gely (circunstancia que se nota, y bastante, en el propio planteamiento del rodaje), la más reciente película del director alemán Volker Schlöndorff, responsable de títulos como El tambor de hojalata (Die Blechtrommel, 1979) o El ogro (Der Unhold, 1996), se resuelve en un genial duelo interpretativo entre los dos principales protagonistas, el general alemán Dietrich von Choltitz (Niels Arestrup) y el cónsul sueco Raoul Nordling (André Dussollier). Arestrup y Dussollier ya habían interpretado esos mismos papeles sobre las tablas en el estreno teatral de 2011.

Diplomacia-01Al principio, Diplomacia nos muestra unas imágenes documentales de Varsovia en 1944, en las que podemos comprobar cómo la capital de Polonia había quedado totalmente devastada a consecuencia de la Segunda Guerra Mundial. De hecho, al acabar la contienda, el 80% de los edificios de Varsovia estaban en ruinas o destruidos completamente. Aunque Varsovia quedó casi totalmente destruida, pronto los supervivientes regresaron a la ciudad y allí, entre las ruinas de las casas y los esqueletos de los edificios, comenzaron de nuevo sus rutinas, demostrando que ninguna ciudad desaparece del todo si sus habitantes se empeñan en vivir en ella.

Diplomacia-02Tras presentar esas imágenes, Schlöndorff nos traslada a París en una fecha concreta, la noche del 24 al 25 de agosto de ese mismo 1944, cuando el cónsul Nordling, valiéndose de un pasadizo secreto del Hotel Meurice, llega hasta la suite que ocupa el general Choltitz, el gobernador militar alemán de París. Mientras conversan a lo largo de la noche, las tropas aliadas se van acercando a París. Choltitz ha recibido una orden directa de Hitler: destruir París antes de que entren las tropas aliadas. Nordling pretende convencerle de que los alemanes ya han perdido la guerra y que no tiene ningún sentido destruir París. En realidad, el tema de Diplomacia ya se había tratado anteriormente en el cine en ¿Arde París? (Paris brûle-t-il?, 1966), película de René Clement basada en un libro de Larry Collins y Dominique Lapierre.

Diplomacia-03Como ya hemos dicho, Diplomacia se trata de una película eminentemente teatral, aunque, casi al final del metraje, nos movemos de ese escenario único que había sido hasta entonces la habitación del general alemán. Sostenida casi exclusivamente por la magnífica actuación de sus dos protagonistas, Diplomacia presenta ante nosotros una de las caras de la guerra, la destrucción del patrimonio, porque, aunque Nordling trata de apelar también a la humanidad de Choltitz, los argumentos que utiliza son más bien de índole cultural. El resultado ya lo sabemos porque todos conocemos París, pero resulta espeluznante descubrir que los grandes edificios de París, desde la Torre Eiffel hasta el Louvre, pasando por Nôtre-Dame o la Ópera, tuvieron cargas explosivas en sus cimientos con las que el Führer pretendía culminar su fanática carrera de locura y destrucción a lo largo de toda Europa.

Diplomacia-04Diplomacia es una película pequeña pero de gran aliento, más brillante por su planteamiento que por su desarrollo, pero que mueve al espectador a cuestionarse ciertas cosas, como, por ejemplo, si vale más el patrimonio de una ciudad que la vida de sus habitantes, o si un militar (o un político) debe obedecer ciegamente las órdenes que recibe. En Diplomacia, la conservación de París tal como la conocemos hoy en día depende de la conversación de dos personajes igualmente enamorados de la ciudad, aunque uno de ellos pueda convertirse en su verdugo. A veces, un personaje no puede decidir y se limita únicamente a hacer lo que debe. La partida de ajedrez que es Diplomacia no puede acabar en tablas, sino en un plano general sobre el Sena que hermana esta película con el final de una obra maestra como es La gran belleza (La grande bellezza, Paolo Sorrentino, 2013).

Premios: Mejor Actor y Mejor Director en la Seminci de Valladolid.

Tráiler:

 

Ficha técnica:

Diplomacia (Diplomatie),  Francia / Alemania, 2014.

Dirección: Volker Schlöndorff
Guión: Volker Schlöndorff y Cyril Gely
Producción: Nathalie Andries, Michael André, Marc de Bayser, Manfred Hattendorf, Amelie Latscha, Frank Le Wita, Felix Moeller, Olivier Père
Fotografía: Michel Amathieu
Música: Jörg Lemberg
Reparto: André Dussollier, Niels Arestrup, Robert Stadlober, Paula Beer, Burghart Klaußner, Charlie Nelson, Jean-Marc Roulot

Joaquín Juan Penalva

Graduado del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios