Especial aniversario 

Cinco lecciones

05 La chica de la fábrica de cerillas

La chica de la fábrica de cerillas (Tulitikkutehtaan tyttö), Aki Kaurismaki. Finlandia, 1990

Este plano supone para mí el punto álgido de la forma de expresar la vivencia real de las emociones. Sin histrionismos ni gritos ni aspavientos ni dramas flotando en el aire, Kaurismaki nos trasmite con una imagen fija y una sola frase que resuena en el vacío la inmensidad de la soledad y la incomprensión que puede padecer una persona en un mundo en el que las relaciones se construyen desde el consumo, y la vida se desmaterializa en una serie de rituales sin sentido ni contenido.


04 Paisaje en la niebla

Paisaje en la niebla (Topio stin omichli), Theo Angelopolulos. Grecia, 1988

En un momento de mi adolescencia me encontré con Theo Angelopoulos. El sentido de revelación que me produjo este encuentro no he vuelto a encontrarlo. Con él aprendí algo muy importante: que la poesía y el mito son formas completas de conocimiento e interpretación del mundo. Recordar un film como La mirada de Ulises, pero podríamos decir cualquier otro, y su abrumante sucesión de imágenes poéticas que se van engarzando en un presente continuo, que renuncia a lo novelado y se rige por las puras formas de la poesía, me resultó estremecedor y preparó mi sensibilidad adolescente de entonces para recibir cualquier lenguaje no convencional y huir de lo clásico, o clasicista. Vamos, de Hollywood y todos los consensos de estilo similares.


03 Rosetta

Rosetta, Luc y Jean Pierre Dardenne. Bélgica, 1999

Como el resto de filmes de los noventa y primeros dosmiles realizados por los hermanos Dardenne, Rosetta es un film frenético, una sucesión de golpes éticos en la conciencia del espectador, que se suceden en un estilo muy dinámico, difícil y exigente. Sin embargo, los Dardenne siempre fueron capaces de encontrar un último plano estático que, al tiempo que lograba resumir la problemática ética del film abría un complejo escenario futuro que el espectador debía resolver. Este último plano del, no lo olvidemos, más significativo film social de todos los tiempos, en el que Rosetta, tras su intento de suicidio, reconoce su deseo y su obligación de continuar viviendo en la cercanía de un nuevo y primer amigo, es el mejor ejemplo de ello.


02 Vidros partidos

Vidros partidos, Víctor Erice. España, 2012

En el marco de la infame celebración del X centenario del Reino de Portugal, Víctor Erice fue invitado a realizar un cortometraje sobre este hecho. Su propuesta, 37 minutos de entrevistas a cámara de la plantilla de una fábrica recientemente cerrada. 37 minutos donde en primera persona la clase obrera dice su verdad y trasciende la historia. Este fotograma sigue siendo la mejor muestra de como la historia de un país es la historia de la confrontación de sus clases y solo la voz de la clase obrera entonada en primera persona del plural puede dar cuenta de esta historia.


01 El árbol de los zuecos

El árbol de los zuecos (L’albero degli zoccoli), Ermanno Olmi. Italia, 1978

Con este fotograma aprendí a apreciar la forma tan amplia y absoluta con que una imagen puede representar el terrible abismo social que media entre la clase dominante y las clases trabajadoras. Para mí resultó muy revelador poder encontrar una imagen verdaderamente justa, que sin artificios retóricos ni falsos adornos estéticos representase toda la inmensidad del desamparo de unas personas y la fragilidad de sus vidas, y resultase al mismo tiempo un comentario social inequívoco y un grito de acusación a la burguesía. Durante años, y todavía hoy, me ha abrumado la cantidad y la calidad del sentido social que se puede imprimir en una imagen cuando se construye contra el espectáculo y el melodrama.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.