Series de TV 

Big Little Lies

Big Little Lies es, sin duda, otro de los grandes estrenos de la temporada en HBO, y la serie que puede presumir de un reparto femenino más espectacular. Aunque no fue en ningún momento una de las grandes apuestas de la cadena, la serie se ha abierto camino entre el público y la crítica merecidamente. De hecho, si hay algo que caracteriza a esta serie es que el peso de la trama descansa fundamentalmente en cuatro personajes femeninos, a quienes acompañan unos interesantes pero más desdibujados personajes masculinos.

Desde el primer momento, la crítica ha señalado su parentesco con una serie como Mujeres desesperadas (Desperate Housewives, 2004-2012), pero el género al que se adscribe Big Little Lies es el de drama familiar, aunque el primer episodio, que comienza con una extraña muerte en una fiesta del colegio de los niños de las protagonistas, parece que nos quiera conducir al thriller. Nada más lejos de la realidad, pues la base de toda la serie son las relaciones personales en un universo más o menos cerrado como es el de Monterrey, con lo que recuerda, salvando las distancias de tono y ambientación, a títulos como La tormenta de hielo (The Ice Storm, Ang Lee, 1997) o Las vírgenes suicidas (The Virgin Suicides, Sofia Coppola, 1999).

La serie, basada en una novela de Liane Moriarty, ha sido llevada a la televisión por David R. Kelley, creador, entre otras muchas, de Ally McBeal (1997-2002) y Boston Legal (2004-2008). Tras las cámaras se encuentra el director canadiense Jean Marc Vallée, que ha dirigido los siete episodios de esta miniserie (aunque, gracias al éxito obtenido, ya se habla se una segunda temporada). Que sea un mismo director el responsable de todas las entregas dota a Big Little Lies de una gran coherencia visual y narrativa, lo que resulta indispensable para el trazo de los personajes y la descripción de ambientes. Vallée ha dirigido, entre otras películas, La reina Victoria (The Young Victoria, 2005), Dallas Buyers Club (2013) y Alma salvaje (Wild, 2014), en la que ya trabajó con Reese Witherspoon, una de las grandes bazas de Big Little Lies.

La serie empieza cuando un grupo de madres coincide el primer día de colegio en Monterrey. A partir de ahí, la trama se va a centrar en las relaciones que se establecen entre cuatro o cinco familias del centro. Tres son las protagonistas principales, Madeline Martha Mackenzie (Reese Witherspoon), Celeste Wright (Nicole Kidman) y Jane Chapman (Shailene Woodley). A ellas habría que sumar otros dos personajes femeninos, Bonnie Carlson (Zoë Kravitz) y Renata Klein (Laura Dern), las actuales parejas de todas ellas, Perry Wright (Alexander Skarsgard), Ed Mackenzie (Adam Scott), Nathan Carlson (James Tupper) y Gordon Klein (Jeffrey Nordling), y, por supuesto, los niños. Madeline, además, tiene una hija adolescente de su anterior matrimonio con Nathan, Abigail (Kathryn Newton).

Lo más interesante, sin duda, es que la serie adopta, desde el principio, una perspectiva femenina, y nos presenta a mujeres que tienen que enfrentarse a la vida de diferentes formas. Así, Jane Chapman acaba de mudarse a Monterrey y huye de un pasado traumático; Madeline, en cambio, trata de ser la madre perfecta, pero, para ello, ha renunciado a una carrera propia, de la misma manera en que lo ha hecho Celeste. Mucho más independientes son los personajes de Bonnie y Renata, pues las dos son emprendedoras, aunque desde perspectivas casi opuestas. Si bien Madeline lleva casi todo el peso de la serie, hay otros personajes, como el de Celeste, que van cobrando mucho protagonismo. En este último caso, Nicole Kidman compone un personaje duro y complejo, el que más evoluciona dentro de la serie.

Puede que no vivamos en Monterrey y nuestras casas no se parezcan a las de las protagonistas de la serie, pero lo cierto es que nuestras relaciones familiares y sociales no son tan diferentes. Y, desde luego, qué gran fuerza tiene el personaje de Madeline y la actriz que lo interpreta. No es una mujer perfecta, ni mucho menos, y acaso resulte demasiado controladora, pero es apasionada y apasionante. Todo alrededor de Reese Witherspoon funciona como un reloj, pero ella está simplemente perfecta.

Tráiler:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *