Críticas

Familias disfuncionales

Agosto

August: Osage County. John Wells. EUA, 2013.

Todas las familias felices se parecen, pero las infelices lo son cada una a su manera”
Anna Karenina, León Tolstoi

Cartel de la película AgostoVivimos en una realidad llena de conflictos, aquellos que no son de orden social, manifestaciones, vandalismo, son de orden personal, estrés, crisis, ansiedad, a esto hay que añadir los problemas que se desprenden de las relaciones familiares, todas aquellas circunstancias que la rodean y que de una u otra forma son generadoras de enfrentamientos. La literatura, el teatro y el cine han aprovechado a fondo esta temática. El séptimo arte ha abordado las diatribas familiares desde incontables enfoques: enalteciéndola (¡Qué bello es vivir! de Frank Capra; La gran familia de Fernando Palacios), como caldo de cultivo de conflictos interiores (Como en un espejo de Ingmar Bergman; Interiores de Woody Allen) o como fuente de perturbadoras y oscuras situaciones (Happiness, Palíndormos de Todd Solonz). Nacimientos, cumpleaños, bodas o funerales se han convertido desde siempre en el (in)oportuno escenario donde padres, hijos, hermanos y toda suerte de parientes y allegados no sólo aprovechan para lavar los trapos sucios de la casa, sino que acaban centrifugando a varias generaciones.

August: Osage CountyJohn Wells, director, guionista y productor (The Company men, Shameless) de reconocido prestigio entre los profesionales de la pequeña pantalla, adapta aquí la obra teatral homónima de Tracy Letts, merecedora de un Tony como mejor pieza del año y del Pulitzer de Teatro en 2008, es un intenso drama ambientado en el caluroso verano de Oklahoma y sostenido por su extraordinario reparto, que dignifica una realización más funcional que estética.

Escena de AgostoEn el transcurso de dos horas nos adentramos en el microcosmos de Los Weston, una gran mansión a las afueras de Pawhuska, Oklahoma. En ella Beverly (Sam Shepard) y Violet (Maryl Streep) llevan años soportando su lúgubre soledad a base alcohol, pastillas y tabaco. Como es corriente en muchos títulos semejantes que se introducen en un ámbito familiar para sacar a la luz sus miserias, la cinta recurre a un suceso determinante, en este caso la desaparición del padre, para llevar a cabo su terrible disección. Será entonces cuando Violet, la arisca, enferma y casi siempre colocada madre, reclame la ayuda de sus hijas para intentar encontrar al anciano y desaparecido -o huido- padre y esposo. El regreso a casa de las tres hijas, Barbara (Julia Roberts), Ivy (Julianne Nicholson) y Karen (Juliette Lewis), y su reencuentro con la deslenguada y malhumorada matriarca, desencadenará un mezquino juego de rencores, secretos y miserias familiares. En especial con su hija mayor, Barbara, la cual acaba de separarse de su marido, Ewan Mcgregor; con Ivy, debido al trato de inferioridad que le ha concedido siempre con respecto a su hermana Bárbara, y con Karen, la más ingenua y desplazada de la familia.

Meryl Streep y Julia Roberts en AgostoDe principio a fin se aprecia que el origen de esta obra es teatral, recayendo el peso en los diálogos y actores de esta familia disfuncional y desestructurada. De ahí que, gracias al uso de pocos espacios y unos encuadres sencillos, el verdadero protagonista del film sean unas interpretaciones exquisitas. Y esto lo consiguen, sobre todo, el gran dúo de actrices que forman Maryl Streep, sobrada de oficio en su desquiciado papel, y una Julia Roberts, en plena madurez interpretativa, que sorprende con una contenida, creíble y poderosa interpretación capaz de pasar de los registros de mujer de talante emocional conciliador a la pérdida de los estribos sin el menor esfuerzo. Por la mansión de Pawhuska también pululan algunos hombres (Ewan McGregor, Benedict Cumberbatch y el propio Cooper), meros continentes para albergar las frustraciones, los anhelos y también las vergüenzas que abarrotan este sofocante universo femenino. Es una historia tan agria, que se mueve por lugares tan oscuros, que hace difícil amar a unos personajes tan llenos de miseria.

La historia gusta, los diálogos enganchan, pero evidentemente no estamos ante Un dios salvaje, Wells no es Polanski, y eso se deja mucho que desear en la puesta en escena del primero a la hora de recomponer el férreo material original de Letts, sin embargo, Agosto es un drama con demasiados instantes memorables como para ser desechado, principalmente la comida familiar en la que la deflagración/catarsis emocional tiene lugar y se destapa por fin la caja de Pandora. Hijos que pagan los pecados de sus progenitores, viejas cuentas pendientes… no son temas nuevos, pero sí unos encuentros y desencuentros que derrochan humanidad y verdad, desempolvando ese mito tan real como la vida misma y que pocos reconocen, donde los aleatorios lazos familiares no son sinónimo de amor y paz hasta la eternidad.

Fotograma de la película AgostoLa coda final para Agosto viene de la mano de una fantástica banda sonora, que compone en mayor medida el oscarizado Gustavo Santaolalla. Fiel a su estilo nos deleita con su música, acoplada a la perfección con la película dándole un toque de soledad y a veces algo de alegría, jugando a la vez con el paisaje en el que se desarrolla. Junto a él, Adam Taylor  con algunos cortes en solitario de country, que te trasladan a las afueras de Oklahoma en una gran disparidad de sensaciones.

Agosto es un trabajo lleno de agresividad y violencia verbal, una película cruda  y agotadora emocionalmente, una denuncia sin acuse de recibo a la posibilidad de reconciliación familiar. En esta cinta no hay mucho sitio para la esperanza, la familia es una condena a cadena perpetua, un territorio de desintegración. Como señalamos, no es un filme especialmente creativo, original, sin embargo, merece visionarse por su rabioso festín interpretativo.

Trailer

Ficha técnica:

Agosto (August: Osage County),  EUA, 2013.

Dirección: John Wells
Guion: Tracy Letts, basado en su obra
Producción: George Clooney, Jean Doumanian, Steve Traxler, Grant Heslov y Harvey Weinstein
Fotografía: Adriano Goldman
Reparto: Meryl Streep, Julia Roberts, Ewan McGregor, Chris Cooper, Abigail Breslin, Benedict Cumberbatch, Juliette Lewis, Margo Martindale, Dermot Mulroney, Julianne Nicholson, Sam Shepard, Misty Upham

Una respuesta a “Agosto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *