Críticas

Lavar y usar

Vidal Sassoon: la película

Vidal Sassoon: The Movie. Craig Teper. Gran Bretaña, 2010.

Vidal Sassoon: The Movie es el documental dirigido por Craig Teper donde se repasan los momentos más fundamentales de la carrera del estilista, mediante los testimonios de aquellos que trabajaron con él, y con el propio Vidal Sassoon actuando como narrador y conductor del relato.

Ningún peluquero ha sido tan fundamental como Vidal Sassoon. Ninguno otro revolucionó tanto, de manera tan cualitativa, el aspecto exterior e interior de las mujeres durante los años sesenta. Las mujeres no sólo se emanciparon social y sexualmente, también lo hicieron estéticamente, y a ello contribuyeron la ropa y los peinados. Con su moderna concepción de la peluquería, Vidal Sassoon liberó a las mujeres de la tiranía de los salones de belleza, y es por eso que el nombre de Vidal Sasson se asocia inevitablemente al cambio cultural que sucedió en aquella década. Él y Mary Quant eran la encarnación de aquel momento. Ambos transformaron el aspecto del Reino Unido, ella con la minifalda y Sassoon con su concepción geométrica del peinado. Aquella dejó de ser una sociedad clasista y anticuada, para colocarse a la cabeza de la creación artística. Hasta los salones de belleza se transformaron, concibiéndose como auténticas galerías de arte. La peluquería de Vidal Sassoon, situada en la zona pija de Bond Street, abandonó el blanco y negro para convertirse en un espacio marrón rodeado por barras de acero. Desde el exterior de la calle, se podía ver el interior, algo que era realmente inusual. Se podía presenciar cómo la gente era peinada, y aquello se convirtió en un auténtico acontecimiento. Algo parecido sucedía con la calle en la que Mary Quant tenía situado su taller, Kings Road, que se convirtió en una verdadera pasarela, con fotógrafos apostados a los dos lados de la calle. Londres era la avanzadilla.

Para Vidal Sassoon, “el pelo es el mayor cumplido de la naturaleza, y el tratamiento de este cumplido está en nuestras manos”. Como en la alta costura, el peluquero señala que el corte es lo más importante al decidir la línea. En el documental se hace hincapié en el sentido artístico que Sassoon imprimió a su trabajo, para él cortar el cabello es como proyectar, se emplea la misma sensibilidad que en el diseño. El influjo de la arquitectura, y de pintores como Piet Mondrian, puede verse en sus cortes. El uso recto de la línea está influenciado por el trabajo de la Bauhaus. El peluquero llega a declarar que le hubiera gustado ser arquitecto. Cuando Vidal Sassoon veía la estructura de un edificio, estaba viendo un look; para él la peluquería es geometría, estructura ósea y formas irregulares. En el documental se puede ver como Vidal no sólo cortaba con las tijeras, empleaba todo su cuerpo, bailaba alrededor de la silla, haciendo muecas y sudando. Los nueve años de trabajo, y de exploración e investigación, culminan en el peinado más famoso de Vidal, el “Five Point”, realizado a la modelo Grace Coddington. La revista Queen le dio páginas centrales. Era un corte geométrico que ocupaba toda la cabeza. Los cinco puntos se creaban desde la cara, acomodados a la estructura ósea e irregular. El punto central estaba detrás de la cabeza, de tal manera que si se peinaba o se movía, el pelo volvía a su sitio.

La relación de Vidal Sassoon con el mundo del cine también está recogida en el documental de Craig Teper. Dos son los momentos destacados. El primero de ellos en Londres, cuando una productora le llamó para que peinara a la actriz Nancy Kwan, que acababa de rodar una película con William Holden. Nancy Kwan tenía una melena de metro y medio. El corte de pelo que Vidal Sassoon ideó para la actriz fue el principio de su fama, una auténtica declaración de intenciones que apareció en portada de Vogue, tanto sus ediciones inglesa y americana como en Italia. El segundo gran momento es cuando Roman Polanski, que rodaba Repulsión (1965) en Londres, le pidió usar el altillo de su peluquería para las escenas en las que Catherine Denueve trabaja en el salón de belleza. Seis meses más tarde, el director polaco le devolvió el favor, y le llamó para proponerle que cortará el pelo de Mia Farrow para La semilla del diablo (Rosemary’s Baby, 1968).

La última parte del documental se centra en explicar cómo Sassoon se convirtió en una marca de éxito, y a ensalzar la labor humanitaria realizada por el estilista, por ejemplo en Nueva Orleans, tras el desastre de huracán Katrina. Un hombre hecho a sí mismo, que vio su nombre convertido, primero en icono y después en marca. El hombre que pasó de ser ayudante en una peluquería judía del East End a tener un salón de belleza en Madison Avenue. Un hombre fundamental en la historia de la peluquería, no sólo por su novedosa concepción del arte del pelo, sino por su manera de entender el negocio.

Trailer:

Ficha técnica:

Vidal Sassoon: la película (Vidal Sassoon: The Movie),  Gran Bretaña, 2010.

Dirección: Craig Teper
Guión: Craig Teper
Fotografía: Saul Gittens
Música: Nathan Rosborough
Reparto: Irina Khokhlov, Kaili Ma, Mary Quant, Ronnie Sassoon, Vidal Sassoon

Déborah García Sánchez-Marín

Licenciada en Historia. Egresada del Master en Crítica Cinematográfica

 

Un comentario para “Vidal Sassoon: la película”


Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios