Críticas

Los erizos tienen la piel azul

Sonic 2: La película

Sonic the Hedgehog 2. Jeff Fowler. EUA, Japón, 2022.

El filme formato familia representa aquella parte de la producción cinematográfica que no solo tiene como objetivo mantener una serie de reglas de las que es imposible alejarse, reglas de carácter ético y moral, sino que también impide que se toquen temas cuya comprensión requeriría un análisis y una reelaboración de cierta profundidad. Sin que por esto se le dé una evaluación negativa, “familia” estaría a indicar entonces un conjunto de productos que no quieren proporcionar demasiado espacio a una lectura compleja de ciertos elementos que forman parte de la sociedad y de la cultura humana. Nada, repetimos, de negativo de por sí, pero la visión positiva que brota de estas producciones se acerca muy fácilmente, a veces, a la superficialidad más obvia, más descarada y menos interesante que los discurso textuales cinematográficos pueden presentarles a sus espectadores. Más allá de la simplicidad de un tema, en consecuencia, se encuentra la pobreza de contenido que repite continuamente una simple proposición hasta la nausea que brota de la saciedad (aquella saciedad que conocemos cuando, después de comer una comida llena de azúcar, empezamos a sentirnos rodear la cabeza).

Terminada la introducción del personaje con la primera entrega de 2020, película simple pero deleitable, el director nos propone una secuela en la que, como siempre, el bien tiene que triunfar contra el mal, representado por un Jim Carrey estrepitoso. Y, efectivamente, todos los actores (que se hable de actores de carne y hueso, o solo de las voces que les donan a los personajes en computer gráfica) funcionan, si bien no todos van a tener un rol así importante como el del erizo azul y de sus nuevos y viejos amigos (y enemigos). Y es aquí que el filme abre sus puertas a dos nuevos caracteres (o, quizás, al sidekick y al anti-héroe), Tails y Kuckles, con los cuales crear una serie de micro-aventuras que van a formar el conjunto de la quest principal, la salvación, como es natural, del mundo y del universo de la maldad del doctor Robotnik.

Si en la primera entrega estábamos ante un producto que intentaba alejarse en parte del público infantil gracias a un uso interesante de los límites de las temáticas y, sobre todo, gracias a un discurso que podía encontrar su aceptación también por los adultos, esto no es lo que encontramos en 2022. No se trata, obviamente, de introducir temáticas de carácter maduro, sino de saber moverse entre el juego adecuado para los niños y el guiño de quien sabe cómo en la edad adulta todavía seguimos atrapados en la búsqueda de las sensaciones de nuestra juventud. Algo que efectivamente falta en esta segunda entrega, ya que el discurso es ahora más explícito en su superficialidad (la familia es importante, la amistad es importante) y hace un uso muy limitado de aquella ironía que se respiraba hace dos años. Afirmamos, por supuesto, que hay algunos chistes que solo los adultos pueden entender, pero su presencia es así diminuta que es como si fueran relámpagos fugaces en el interior de un producto más bien infantil. Una lástima, ya que son aquellos temas adultos, disfrazados de inocencia, lo que hace que nos recordemos de los cuentos de hadas.

¿Un fracaso, entonces? Depende del punto de vista, ya que si los niños van a disfrutar unas dos horas, es posible que los adultos reputen que una película de este tipo funciona más como ayudante, como producto que podemos ofrecerles a los hijos y a las hijas para que dejen en paz a la madre y al padre mientras estos últimos hacen cosas más agradables (descansar, por ejemplo). Y el resultado de esto querer ser un filme para familias (pero, ¿no lo es Shrek también?) conduce a la monotonía de la tesis que sostiene la estructura del guión, con un MacGuffin (salvar el mundo) que no logra ir más allá del ya visto y ya experimentado. No un producto insuficiente, de por sí, sin embargo no del todo satisfactorio; inocente, sí, como puede ser un helado cuando el calor del verano nos obliga a salir con la familia a pasear por el muelle, mientras nos preguntamos por qué no podemos quedar en casa a dormir.

Ficha técnica:

Sonic 2: La película (Sonic the Hedgehog 2),  EUA, Japón, 2022.

Dirección: Jeff Fowler
Duración: 122 minutos
Guion: Pat Casey, Josh Miller, John Whittington
Producción: Neal H. Moritz, Toby Ascher, Toru Nakahara, Hitoshi Okuno
Fotografía: Brandon Trost
Música: Tom Holkenborg
Reparto: James Marsden, Ben Schwartz, Tika Sumpter, Natasha Rothwell, Adam Pally, Shemar Moore, Colleen O'Shaughnessey, Lee Majdoub, Idris Elba, Jim Carrey

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.