Críticas

Una implosión emocional

Road Movie

Rodeu-mubi. Kim In-shik. Corea, 2002.

camino a ninguna parteDos hombres indigentes y una prostituta son los protagonistas de Road Movie, film coreano contextualizado en las consecuencias de la crisis económica que sufrió ese país en 1999.

Película asiática con fuerte influencia occidental, abre con una escena que crea una atmósfera homoerótica perturbadora, un hombre sucio e inconsciente yace en posición fetal en la mitad de una concurrida sala de espera de una estación de trenes, escena que evoca la vulnerabilidad del ser humano, imagen antológica que homenajea al film Rebel without a Cause (Rebelde sin causa, Nicholas Ray, 1955). Lluvia de imágenes fijas en blanco y negro, rostros inquietos y preocupados, cuerpos desdibujados por las penumbras de la noche, ruidos urbanos que impersonalizan a los personajes, iconografías inconexas que no llevan a nada.

Dae-shik (Hwang Jeong-min) es un hombre que vivía en las montañas y se ha convertido en un indigente que deambula en la estación de trenes en Seúl, sus facciones son rudas pero su mirada permanece ausente, transmite vaciedad, desesperanza y una vida sin sentido; hasta que conoce a Suk-won (Jung Chan), un corredor de bolsa que ha perdido su empleo y esposa; las calles y el anonimato son su refugio, su impaciencia por morir lo hace moverse.

escena de antologia de road movie

Después de salvar la vida de Suk-won varias veces los lazos afectivos entre ellos son más estrechos y deciden viajar juntos sin destino, en el camino conocen a Il-joo (Seo Rin), una prostituta frustrada que se enamora de Dae-shik. Sin embargo, a él le interesa Suk-won. La relación de este trío es todo, menos armonioso. Extraña relación, una puta enamorada de un hombre a quien no le atraen en absoluto las mujeres se une al viaje como parte de la aventura, y lo único que encuentra es el rechazo y la indiferencia de los dos hombres ya que ninguno sabe ni puede decir lo que siente el uno del otro.

La relación de  Dae-shik con Suk-won trasciende y perturba las buenas conciencias al proponer el director una noción evidente sobre el amor y el sexo; Kim In-shik parece más interesado en desafiar los roles tradicionales masculinos y la identidad, los códigos y las propuestas cinematográficas que se están gestando en todo el mundo.

El film es una espiral, un ir y venir, como las escaleras que descienden en un túnel urbano repleto de indigentesEl film es una espiral, un ir y venir, como las escaleras que descienden en un túnel urbano repleto de indigentes, metáfora del descenso a los infiernos. Una mujer da a luz dentro del túnel, sus gritos son de miedo, no le importa el ser que lleva dentro, se arrastra dejando una gran mancha de sangre, tratando de salvar su propia vida. Metáfora polisémica, una verdadera transición de la vida a la muerte, una implosión del existir.

Cortes secos que llevan al espectador por distintos estados emocionales, conductas bipolares, ausencia familiar. El film no tiene un punto de partida, es dinámico e inconexo. Lo que en un principio estaba premonizado ahora carece de  sentido, un vuelco al develar el sufrimiento humano.

El film por sí mismo se inmola como un acto de camaradería, de masculinidad, una oda a la hombría; en el acto de ayudarse a asearse, los indigentes conectan emocionalmente pero sin muestra de sentimientos. La metáfora del baño público de hombres como lugar reservado sólo para quienes forman parte del género.

La lluvia expía las penas, el círculo se ha cerrado, ahora son tres quienes tienen que encontrar su destino, los personajes carecen de voluntad para vivir, la historia deja de ser predecible, el film da algunas vueltas de tuerca sorprendiendo al espectador cada vez más.

fotograma de road movieUn destino trágico predecible, un descenso a los infiernos, un alma torturada eternamente, un corazón que no puede dejar de palpitar, atravesado por una daga, una y otra vez. Nadie es inmune a tan desafortunada suerte, estamos en una sociedad donde no bastan las buenas intenciones para sobrevivir, la vida es más que eso cuando el amor y el desamor irrumpen en el alma humana. El suicidio presente en todo momento, la insatisfacción sexual, la deshumanización social, la prostitución como válvula de escape son también preceptos del mundo asiático.

Sodomía clandestina, sexo anónimo, un baño público impregnado de adrenalina, una declaración de amor sin palabras, confesiones íntimas, que pierden sentido cuando el concepto de la persona ha cambiado, cuando la cotidianidad y el sarcasmo los invade. Un reencuentro con el pasado, un niño con mirada nostálgica apenas, de sus labios salen unas cuantas palabras, hacen cimbrar al espectador en emociones y sentimientos en medio de una atmósfera de ternura y madurez.

Un derrumbe de rocas, el llanto de un hombre ante las palabras de un niño, imagen hecha poesía, imágenes cotidianas de las que nadie está exento. Todo lo que contiene el alma ha sido desmenuzado, extraído y succionado por una gran boca infernal, y no queda nada más que unir sus destinos; el invierno ha llegado, la nieve arropa como una sábana blanca dos cuerpos inertes que desde ya hace mucho tiempo han dejado de existir. No hay un destino obvio para estos personajes, su búsqueda consiste en decidir si vale la pena seguir viviendo en una Corea cruda, dura, que no perdona, una lucha constante de supervivencia.

La estética urbana deprimente contrasta con los paisajes vivos que no tienen efecto consolador para este trío infernal

La estética urbana deprimente contrasta con los paisajes vivos que no tienen efecto consolador para este trío infernal y condenado, el recorrido de sus vidas no ofrece ni respuestas ni soluciones, y sólo sirve para aumentar su dolor. Es como si estuvieran atrapados en un limbo donde el privilegio de morir se les ha negado.

Road Movie se puede ubicar como parte de las expresiones de las nuevas  vanguardias  y el New Queer Cinema, la homosexualidad ya no es el tema principal, tampoco busca crear conciencia ni promover un cambio sobre la homosexualidad en Corea. Es, ante todo, una película sobre el sufrimiento humano y las complejas relaciones que se forman entre los individuos, de las que nadie queda exento.

Trailer:

Ficha técnica:

Road Movie (Rodeu-mubi),  Corea, 2002.

Dirección: Kim In-shik
Guion: Kim In-shik
Producción: Sidus Pictures
Fotografía: Jae-ho Kim
Música: Han-na Lee
Reparto: Jeong-min Hwang, Chan Jung, Rin Seo, Hyeong-gi Jeong, Eun-jin Bang, Ki-chun Kim, Jae-eung Lee

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *