Cortometrajes

La brecha irreductible de la ausencia.

Pueblo

Elena López Riera. España, 2015.

Still_PUEBLO_ElenaLopezRiera_4Si Luis López Carrasco con su película El futuro intuía cómo en una fiesta de 1982 ya se podían ver los problemas que aquejan a este país hoy e Ion de Sosa imaginaba en Sueñan los androides un futuro desolador que conectaba directamente con el discurso iniciado por López Carrasco, ha sido Elena López Riera con su cortometraje Pueblo, rodado en Orihuela (Alicante) y que se ha proyectado en Sevilla, Cannes (Quincena de los Realizadores) y ahora en Filmadrid, la que se ha atrevido a terminar de despejar la ecuación con el fin de averiguar qué sucede con el presente de un país, después de haberse visto azotado por una dura crisis con una cierta distancia respecto a los años más duros. Para ello se vale de un joven que vuelve de París después de haber pasado una larga estancia allí.

El personaje se ve fuera de lugar, desubicado, vagando como si de un fantasma se tratara. Una de las escenas que se revela como clave de la metáfora que encierra Pueblo es la de la cancha de baloncesto. Una secuencia planteada en su inicio desde el humor, cuando vemos a los personajes jugar al baloncesto, y que finaliza con el planteamiento abierto del drama que encierra la historia y que no es otro que la desorientación y ese sentimiento de haber perdido algo ya irrecuperable, tras adoptar determinadas decisiones marcadas por la distancia tras el abandono del seno familiar. Y es aquí donde resuenan las imágenes de otro largometraje, como es Las altas presiones. Ángel Santos retrataba la vuelta al pueblo natal de otro joven, en este caso dedicado al cine, que también había pasado mucho tiempo alejado de su tierra y se encontraba desubicado, perdido.

Still_PUEBLO_ElenaLopezRiera_9En cuanto al tratamiento formal, Pueblo comienza con primeros planos y, en general, una cámara que se muestra muy cercana a los personajes. Sin embargo, a medida que la historia avanza, la cámara se va alejando de ellos. Es como si la propia cámara fuese tomando conciencia de la distancia que hay entre el personaje protagonista y el pueblo al que ha vuelto, posicionándose como él, con distancia y desde la lejanía. Así, al final, llegamos a ver, incluso, grandes planos generales del personaje paseando por la calle de noche. La Semana Santa actúa también como elemento que marca la distancia entre el personaje y sus raíces. A pesar de que las procesiones que vemos celebrarse, no vemos al personaje asistir a ninguna de ellas. La brecha abierta parece insalvable.

Pueblo se revela, por tanto, como un retrato de la ausencia y sus consecuencias. Un brillante ejercicio de reflexión acerca de los efectos de la crisis y de las decisiones que ha supuesto la misma. Una forma de indagar en esa parálisis que afecta a una generación, que le impide avanzar con firmeza y la mantiene agarrotada.

Ficha técnica:

Pueblo ,  España, 2015.

Dirección: Elena López Riera
Guión: Rafa Alberola, Elena López Riera
Fotografía: Giuseppe Truppi
Música: Rafa Alberola, Lucas Vázquez, José Serrano, Virginia De La Cruz

Raúl Liébana

 

Un comentario para “Pueblo”


Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios