Series de TV 

Obi-Wan Kenobi (Partes I y II)

Debo confesarlo públicamente desde el principio: Obi-Wan Kenobi es la serie que he estado anhelando durante toda mi vida, aunque ni siquiera fuera consciente de ello. De hecho, no he podido esperar a que saliera toda la temporada para escribir sobre ella y he tenido que hacerlo precipitadamente, cuando hace apenas unos días que se estrenaron los dos primeros capítulos en Disney+, el 27 de mayo, 45 años y dos días después de aquel mítico 25 de mayo de 1977, cuando se proyectó La guerra de las galaxias (Star Wars, George Lucas, 1977) y tuvimos la oportunidad de conocer al personaje de Obi-Wan Kenobi, en aquella ocasión interpretado por Alec Guiness.

Obi-Wan Kenobi es una miniserie que consta de seis capítulos; de momento, el primero tiene una duración de cincuenta minutos y el segundo ronda los cuarenta. Dirige toda la temporada Deborah Chow, que ya se había encargado de un par de entregas de The Mandalorian (2019-), y firman los guiones Joby Harold, Hossein Amini, Stuart Beattie, Hannah Friedman y Andrew Stanton, este último conocido por sus trabajos en Pixar.

El resultado, al menos por el momento, es muy prometedor, ya que nos presenta a Obi‑Wan Kenobi diez años después de lo que se contaba en La venganza de los Sith (Revenge of the Sith, George Lucas, 2005), de manera que la serie se sitúa entre los episodios III y IV, cuando Luke Skywalker (Grant Feely) y Leia Organa (Vivien Lyra Blair) tienen diez años. El arranque de la serie, con una recapitulación de la historia de Obi‑Wan y su encuentro con Anakin, ya justifica este estreno; también lo justifica la escena inicial del ataque al Templo Jedi de Coruscant tras la Orden 66, que inicia lo que se conoce en el universo de Star Wars como la Gran Purga, es decir, la persecución y exterminio de todos los caballeros jedis a lo largo y ancho de la galaxia.

Para llevar a cabo esa tarea, Darth Vader ha creado un cuerpo especial, el de los Inquisidores, a quienes vemos actuar en la segunda secuencia de la serie, cuando llegan a Tatooine el Gran Inquisidor (Rupert Friend), la Tercera Hermana (Moses Ingram) y el Quinto Hermano (Sung Kang) en busca de Nari (Benny Safdie). En ese momento, el Gran Inquisidor explica que la clave para cazar a un jedi es la paciencia, pues “su compasión deja rastro” y “el código jedi es como una desazón”. En realidad, los Inquisidores persiguen a toda persona que haya tenido que ver con la Orden Jedi, pero anhelan encontrar a los dos grandes maestros huidos: Obi-Wan Kenobi y Yoda.

Solo después de todos estos preámbulos aparece Obi-Wan Kenobi (Ewan McGregor), que se hace llamar Ben y vive de forma anónima en Tatooine, vigilando desde la distancia el crecimiento, progreso y evolución de un Luke Skywalker todavía niño. Apenas conocemos a Luke en estos dos primeros capítulos, pero sí sabremos mucho más de la joven Princesa Leia, pues es precisamente su secuestro lo que obliga al senador Bail Organa (Jimmy Smits) a pedirle ayuda a Obi-Wan. Kenobi, al principio, se resiste, pero, como muy bien ha dicho el Gran Inquisidor, un jedi no puede renunciar nunca a lo que es.

Quizás lo más interesante de estos dos capítulos es descubrir cómo Obi-Wan, que lleva diez años tratando de esconder su condición de jedi y su unión con la fuerza, debe de nuevo demostrar por qué ha sido uno de los grandes maestros de la Orden Jedi. Para ello, recupera las espadas de luz que había enterrado en el desierto y acude al rescate de Leia. Kenobi no responde en ese momento a la imagen que Leia se había hecho de un jedi, pero el maestro pronto recuperará la forma física y su conexión con la fuerza, aunque debe seguir pasando inadvertido para las tropas imperiales.

Siempre he pensado que Obi-Wan Kenobi ha sido uno de los más grandes jedis de todos los tiempos (derrotó a Darth Maul, al General Grievous, al mismísimo Anakin Skywalker en Mustafar…) y espero que esta serie me lo confirme. Ya lo afirmaba Anakin, que fue su discípulo antes de su caída en el reverso tenebroso: “Tan sabio como el Maestro Yoda y tan poderoso como el Maestro Windu”. ¡Que la Fuerza nos acompañe!

Tráiler:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.