Críticas

El deseo de ser diferente

Los nadie

Juan Sebastián Mesa . Colombia, 2016.

Cartel de la película Los nadieTengo el gusto de escribir sobre cine y de vivir en Medellín, tierra fértil donde las historias de vida brotan por doquier, como diciendo “cuéntame, llévame al cine, fílmame”; donde los actores naturales pululan, ya que la vida misma es toda una película, rica en dramas, vestida de comedia, inundada de diálogos y de lenguajes; donde las imágenes impresionan, con sus contrastes, donde las verdes montañas, las flores de los jardines y las arboledas se ven desagarradas por el pavimento, el cemento y las viviendas, que a la vez invaden y dignifican los espacios; donde cada escena urbana es un montaje, un diseño vívido, misterioso, mezcla improbable de orden y desorden; donde las creencias, los sueños y las fantasías abundan, jalonados por las imponentes montañas y por cielos de todos los colores y de todas las nubosidades.

En este ambiente propicio se han hecho muchas de las mejores películas del cine colombiano. No que permanezcan en cartelera por mucho tiempo, ya que nuestros realizadores cineastas no tienden a ser profetas en su tierra, aunque reciben premios en los festivales internacionales. Habrá que ir desarrollando el gusto por lo nuestro para estimular la industria del cine local, que puede llegar a ser importante fuente de empleo y de riqueza, además de convertirse en registro vivo de los fenómenos humanos y sociales de la región.

Fotograma de Los nadie

Hace poco tuve la oportunidad de ver Los Nadie, del joven director Juan Sebastián Mesa, realizada con base en talentos locales, incluyendo su banda musical, con actores naturales que, según lo que nos cuentan en los videos promocionales, se ajustaron con facilidad a la película, pues las historias contadas en ella se parecen mucho a sus propias realidades. El director, y guionista, la concibió, luego de realizar unas andanzas por Sudamérica, donde entró en contacto con personajes singulares que viven a su modo, enriqueciendo la esfera urbana con sus malabares, su música, su rareza y su sentido pacífico, aunque anarquista, de la diaria existencia. La diseñó alrededor de un grupo de cinco jóvenes que se mueven en las calles, pero sin dejar de tener algunas relaciones y vidas hogareñas, que son disfuncionales, pero no violentas. Se trata de buenas personas, que expresan una rebeldía que no es agresiva ni contestataria, sino más bien persistente y tranquila, quizás porque andan tras un cierto ideal de libertad, tras anhelos de experimentar, que se resuelven a base de relaciones, de actividades y no de violencia.

Los nadie, crítica

Estos jóvenes son dedicados y, en cierta forma, disciplinados músicos al estilo punk; o malabaristas que se entrenan y que inventan rutinas; o personajes de circo, o grafiteros fantasmas que rayan en forma sinuosa y caprichosa los espacios verticales. No son estudiantes regulares ni trabajan en oficios rutinarios; se van defendiendo a base de rebusque, de actuaciones y de algún negocio. De alguna forma quieren encontrar una vida mejor, pues saben que hay riesgos e instabilidad en lo que hacen, ya sea porque se dan cuenta o porque diariamente reciben pequeños y preocupados sermones de sus parientes, que los incluyen en sus oraciones y en sus esperanzas.

Los nadie, película de Juan Sebastián MEsa

Entonces se va tejiendo la historia del filme, que es la de un viaje que se planea y que se insinúa. Es un viaje al Sur, una especie de tierra mítica en la cual las cosas son baratas, donde fácilmente se puede recoger diariamente para comer y para dormir en alguna pensión y todavía sobra algún dinero para viajar, para darse algún gusto y hasta para ahorrar.

Se convierte entonces la ciudad es un espacio propicio para experimentar el deseo de ser diferentes, en un fértil punto de partida para el cambio, para el viaje y las andanzas. Este es el resultado del desajuste mismo, del sentimiento de instabilidad y de las dificultades diarias. El viaje que se teje es, también, un conjunto de ilusiones y de sueños, una oportunidad para liderar y para comprometerse, es una idea organizada, una estructura que supera la rebeldía y la anarquía y que podría convertirse en todo un proceso de maduración para estos jóvenes. Como lo ha sido el ser parte de una película como esta, llena de oficios, de tareas y de oportunidades de aprendizaje. Como lo es, al fin y al cabo, el cine, donde hay espacios para la diferencia, donde todo se convierte en puntos de partida hacia horizontes llenos de ilusión. Quizás por esas regiones aparezcan protagonismos y transformación social desde el estado ser nadie al estado se ser alguien.

Tráiler:

Ficha técnica:

Los nadie ,  Colombia, 2016.

Dirección: Juan Sebastián Mesa
Duración: 84 minutos
Guion: Juan Sebastián Mesa
Producción: Monociclo Cine, Alexander Arbeláez, José Manuel Duque
Fotografía: David Correa Franco
Música: Banda O.D.I.O
Reparto: Natalia Esteban Alcaraz, Maria Camila Castrillón, Maria Angélica Puerta, Alejandro Pérez Ceferino, Luis Felipe Alzate

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *