Críticas

La cultura pop armable

La LEGO película

Otros títulos: La gran aventura Lego.

The Lego Movie. Phil Lord, Christopher Miller. Australia, EUA, Dinamarca, 2014.

LEGO_cartel¿Quién no ha jugado alguna vez en su vida con LEGO? Los multifacéticos e icónicos bloques de plástico son algo más que un juguete o un referente de diversión, sino que se han vuelto sinónimo de la cultura popular, con tiendas especializadas, parques de diversiones, piezas de todos los tamaños, gente que se encarga de transformar en bloques practicamente cualquier cosa existente.

La trayectoria de los juguetes ha llevado al concepto a trascender las barreras del artículo hasta convertirse en un producto cultural, que no sólo mantiene series originales, sino que se apropia de cualquier otro referente de la industria en cualquier ámbito (televisión, cine, arte, historia, etcétera). Pero no se queda ahí, sino que además se ha trasladado a otras dimensiones culturales, como la televisión, los videojuegos y ahora el cine.  Lo anterior no ha sido en su totalidad por la misma compañía de LEGO, sino también por los fans de los productos que se han apropiado de ellos para reinterpretar el entorno inmediato.

Basándose en esta premisa, y ante la creación de videojuegos que dan todo el look de la animación, por fin llegó a las salas The Lego Movie, de manos de Phil Lord y Chriss Miller (Cloudy with a Chance of Meatballs, 2009), quienes han escrito y dirigido una épica cinta de aventuras para toda la familia (sobre todo para niños), donde los juguetes cobran vida en un universo que la sociedad se ha encargado de construir durante décadas.

LEGO_01 La Lego Película es una historia sencilla, donde hay un héroe cotidiano, trabajador, simple, sin pretenciones, que termina involucrado en una serie de eventos desafortunados que lo conducen a convertirse en el salvador del universo Lego, mientras es ayudado por otros figurines, entre ellos Lucy (WyldStyle) y un mago llamado Vitruvius.

Lo anterior, en medio de una serie de peripecias, persecuciones y aventuras –como cualquier película de acción- pero en una ciudad construida enteramente por bloques multicolores; y aún a pesar de la dureza de los muñecos, su inflexibilidad motriz y sus facciones idénticas, la cinta es capaz de lograr que los personajes sean totalmente empáticos y que la historia avance cual épica de Indiana Jones.

La película tiene una serie de cualidades, pero la más importante es, por supuesto, que su historia está hecha para un público infantil que ahora demanda aventuras insondables y que avanzan con una moraleja y con un lenguaje ad hoc. Afortunadamente, –al menos en México- esta vez la traducción no estuvo plagada de chistes en “doble sentido”, que –aunque graciosos- a veces pecan de mal gusto o demasiada obviedad.

LEGO_02La animación digital es quizá mucho más notoria en los muñecos, dados sus gestos y su motricidad; no obstante, hay una serie de secuencias en donde podría parecer que todo está construido en stop motion, y es que todos los elementos de la cinta son “hechos” con piezas de LEGO: el agua, el cielo, las nubes, el humo, todo tiene un fundamento en bloques y piezas, y eso vuelve a la cinta un momento de fantasía, como estar en medio de un sueño infantil, en donde los juguetes de la cubeta cobran una vida inolvidable.

Pero la otra gran bondad de la cinta –y probablemente, la más llamativa y posmoderna- es la posibilidad de unir tantos –y tan diferentes- personajes, historias, medios, productos y conceptos en un mismo espacio, conviviendo como sus personalidades propias del personaje y aquellas que significan en la misma existencia de un figurin de LEGO. Desde Wreck-it Ralph (Rich Moore, 2012), en donde todos los videojuegos de la cultura popular se reunieron en un arcade de Disney, así una serie de la inmensa lista de personajes que han surgido como parte de la colección LEGO se vinculan para formar parte de una historia en donde su existencia tiene sentido, sin importar el contexto del que provengan.

LEGO_03La Lego Película es capaz de mezclar a personajes tan importantes como Abraham Lincoln con Linterna Verde o Superman, de hablar sobre Star Wars y Batman como si fueran parte del mismo universo, o bien de hacer cercanos a Dumbledore con Gandalf, y todo eso seguiría teniendo sentido y se convierte en el sueño de la mayoría de los que han tenido oportunidad de jugar con estas piezas. Aunado a la emoción que nace de ver juguetes de otras décadas ahí, como el astronauta, que es un pieza clásica de LEGO, o a Robin Hood, cuando en las piezas había más bien colecciones clásicas que ahora se han volcado en traducir a cabecitas amarillas una serie de historias y cuentos.

The Lego Movie no representa la búsqueda de ningún hilo negro de la animación, y tampoco presenta una tesis tan avanzada como la que en su momento mostró Ralph; sin embargo, es suficiente para dar por bien servida a su audencia que pudo ver a sus juguetes favoritos teniendo una aventura en contra de su mejor amigo y su peor enemigo: el ser humano, que debe liberar esa luz creadora que hay en su interior (que es básicamente la tesis de los juguetes).

Aunque todo estuvo contenido, es posible que para la secuela que –se presume- harán, quede aún mejor contenida la historia, pero sobre todo, que la integración de todos los personajes sea mucho más explotada y no se quede en la anécdota de unir a diestra y siniestra sin una cohesión más profunda.

Tráiler:

Ficha técnica:

La LEGO película  / La gran aventura Lego (The Lego Movie),  Australia, EUA, Dinamarca, 2014.

Dirección: Phil Lord, Christopher Miller
Guion: Phil Lord, Christopher Miller
Producción: Roy Lee, Dan Lin
Fotografía: Barry Peterson, Pablo Plaisted
Música: Mark Mothersbaugh
Reparto: Will Arnett, Elizabeth Banks, Alison Brie, Will Ferrell, Morgan Freeman

2 respuesta a “La LEGO película”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.