Críticas

La historia como un viaje divertido

Las aventuras de Peabody y Sherman

Mr. Peabody & Sherman. Rob Minkoff. EUA, 2014.

Cartel de la película Las aventuras de Peabody y ShermanLas películas de animación nos permiten imaginar situaciones que quizás nunca podemos experimentar en la vida real y sentirlas tan cercanas que nos ponen a pensar y a intuir nuevas posibilidades. La intuición se nos presenta como una extraordinaria capacidad para conocer las respuestas a preguntas imposibles. ¿Qué haría uno enfrentado al más grande de los desafíos, cómo podría un padre ser el mejor amigo de sus hijos, conversando con ellos sobre la Historia, viajando con ellos hasta el infinito, a los huecos negros de la vida, en donde se crean los cruces entre el pasado, el futuro y el presente? Con el cine de animación, un buen espectador de imaginación atrevida, tiene a su alcance un sinfín de aventuras, de preguntas y de respuestas.

El señor Peabody es el más perfecto de los seres, un pequeño, limpio, ordenado y simpático perro ganador del premio Nobel, científico e inventor, excelso en todas las ciencias, poseedor de todas las respuestas, viajero del tiempo y compañero de los grandes hombres de la Historia, ya que ha sido amigo de ellos de forma misteriosa, pero real. Peabody ha logrado el mayor de sus sueños cuando le fue adjudicado, por un juez, ser padre adoptivo de Sherman, un niño abandonado que crió maravillosamente, en quien tiene fijados todos sus amores y a quien entrega todos sus cuidados. Entre ellos, el de viajar juntos en una máquina del tiempo, el más grande de los inventos de Peabody.  Por cosas de la vida, Sherman se ve arrastrado, luego de un incidente escolar, a volverse compinche cercano de Penny, su envidiosa compañerita de clase, llegando a viajar juntos hacia el lejano y antiguo Egipto… y este es comienzo de una serie de jornadas épicas por la Historia, en compañía de Peabody, quien siempre vigilante y paciente, parece resolver las inesperadas situaciones que suceden.

Escena de Las aventuras de Peabody y ShermanLa película se convierte en esta forma, en un bello e increíble viaje ilustrado por la Historia: Egipto en época del rey Tut y su tutor Ay; Troya, durante la guerra, y el episodio del caballo de Troya; el renacimiento y los trabajos de Leonardo pintando la Mona Lisa o inventando máquinas voladoras; los terribles experimentos de Robespierre con la guillotina y el refinado sabor de los pasteles de la reina María Antonieta. En tales viajes de aventuras cualquier personaje puede aparecer: el rey Agamenón, Albert Einstein, George Washington, Abraham Lincoln, Bill Clinton, Isaac Newton, Ulises, Ajax, Benjamin Franklin, Gandhi, los hermanos Wright, Espartaco.  En verdad, cualquier padre de la vida real se puede quedar corto para responder todas las preguntas que podrían aparecer en las mentes de uno de sus hijos, si tan solo se detuviera a observar curiosamente tantas cosas, tantos personajes.

Peabody & ShermanPero la vida no es tan profunda, quizás serán muy pocas las preguntas y por ello innecesarias las respuestas y lo que probablemente va a suceder es que la familia va a disfrutar y a reír de lo lindo con estos viajes y con estas aventuras, puesto que están muy bien contadas, de forma divertida, acompañadas por una gran banda musical, habladas con todo cuidado y calidad, con desenlaces siempre sorprendentes y entretenidos. Las situaciones que se presentan tienden a resolverse a base de inteligencia, con base en los cálculos y en la sabiduría de Peabody, sin que sea redundante la inocente malicia de los dos niños viajeros.

Fotograma de Peabody & ShermanConsidero especialmente interesante el trayecto que hacen los personajes a los confines del universo, acercándose a los rigores de las enormes fuerzas gravitacionales de un agujero negro. El diseño de las escenas es impactante por los colores y los brillos, por las líneas equipotenciales que nos arrastran a las sinuosidades de las curvas del espacio-tiempo. Es impactante también el inmenso y estético sitio donde los personajes se embarcan en la máquina del tiempo, a la cual se llega por una elegante pasarela móvil. Es una máquina de colores rojos, sin complejos dispositivos, de bello y simple diseño. Sus viajes se llevan a cabo por un aerodinámico y curvado túnel de luces y el espectador los siente y los disfruta y de pronto los personajes llegan vestidos y nombrados a la mejor usanza de cada época.

Peabody-y-sherman-3En cada época, hay una aventura distinta, una situación más para contar alguna pequeña historia imaginada que ilumine los eventos reales a base de creatividad y de habilidad narrativa y en ello lucen bien Las aventuras de Peabody & Sherman. Solo que hay que llegar a un desenlace que cierre los eventos y los resuelva y me parece que en estos momentos finales se pierde un cierto encanto, ya que se crea la confusión y se enreda, literalmente, el tiempo, cuando confluyen los personajes del pasado en un presente desordenado, que no se trata ni se cuenta con la misma calidad narrativa de los viajes al pasado. Nos queda la impresión de que la Historia, mirada como un viaje divertido e imaginativo, se la saborea más que si la forzamos sobre nuestros presentes.

Trailer:

Ficha técnica:

Las aventuras de Peabody y Sherman (Mr. Peabody & Sherman),  EUA, 2014.

Dirección: Rob Minkoff
Guion: Craig Wright, Basada en Improbable Historia de Peabody de Jay Ward
Producción: Alex Schwartz, Denise Nolan
Música: Danny Elfman
Reparto: (Voces Originales en inglés): Ty Burrell, Max Charles, Ariel Winter, Lauri Fraser , Joshua Rush, Guillaume Aretos, Patrice A. Musick, Karan Brar, Stephen Tobolowsky, Allison Janney, Dennis Haysbert, Stephen Colbert, Leslie Mann, Zach Callison

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *