Críticas

Je me tue à le dire

Xavier Seron. Bélgica / Francia, 2016.

BAFICI 2016 – Competencia Internacional

Cartel de la película JE me tue à le direLa ópera prima del realizador francés Xavier Seron resulta una comedia de humor negro con buenas actuaciones y el absurdo llevado al límite del grotesco bajo un drama de fondo con altibajos.

A través de cinco episodios filmados en blanco y negro, la historia comienza con el nacimiento de Michael, su protagonista, quien sentirá el placer de recibir la teta que lo alimenta. La leche materna, como símbolo de vida, es esa misma teta que con la vejez se enferma de cáncer y, entonces, la vida que se va, la teta que se seca y el hijo sin madre. El drama que se narra está tamizado con alta dosis de humor, el acierto de su realizador.

La historia edípica, entre un hijo hipocondríaco y su madre dominante, no resulta nada original. Sin embargo, las características de cada uno de ellos y las interpretaciones, principalmente la de Michael, le aportan cierta singularidad, que la hacen amena y disfrutable. La madre vive con seis gatos, fuma, toma sólo vino espumante, usa peluca a consecuencia de la caída del pelo y se viste con batón. Para rematarla, a su hijo lo llama “gatito” delante de quien sea, mientras recuerda cuánto tiempo le daba de mamar. Él es un inmaduro declarado, con una novia algo particular y un amigo del trabajo, también especial, que lo acompaña en todo. Mientras satisface los deseos de su madre, en sus últimas semanas de vida, él comienza a sentir que tiene los mismos síntomas en un seno. El proceso de transferencia es más que claro, aunque los médicos le digan lo contrario.

Je me tue à le direJe me tue à le dire intenta superarse en cada secuencia, aunque resulta algo forzada y predecible. Juega con los símbolos reconocidos: teta-madre, leche-alimento, y los religiosos: la cruz-su propia crucifixión y la carga que lleva; la virgen María y su hijo Jesús -como él y su madre-, y así hasta componer una escena donde reproduce el cuadro renacentista La mujer barbuda (1631), de José de Ribera, El Españoleto.

La intencionalidad de Xavier Seron logra apaciguar nada menos que el duelo que transita un joven cuando el desenlace de su madre se aproxima y la empatía entre ellos parece también consumirlo. El final se desvía y decae, pero tiene escenas y momentos tan divertidos como sensibles.

Tráiler:

Ficha técnica:

Je me tue à le dire ,  Bélgica / Francia, 2016.

Dirección: Xavier Seron
Guión: Xavier Seron
Producción: Novak Production / Tobina Film
Fotografía: Olivier Boonjing
Reparto: Jean-Jacques Rausin, Myriam Boyer, Serge Riaboukine, Fanny Touron, Franc Bruneau

Marcela Barbaro

Profesora de AULA CRÍTICA, Escuela de Crítica Cinematográfica

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios