Críticas

Hierba

Raúl Perrone. Argentina, 2015.

BAFICI 2016 – Competencia Argentina

HierbaEn 1863 Edouard Manet presentó una obra llamada El baño, que fue rechazada por un jurado de críticos y derivada al por entonces creado Salón des Refusés, donde se exhibían las obras defenestradas. Allí, contó la aceptación de jóvenes artistas que, más tarde, formarían el grupo de impresionistas. La pintura marcó la ruptura con el arte tradicional y académico al orientarse hacia el modernismo. Cuatro años más tarde se tituló Desayuno en la hierba. En el cuadro podemos ver dos hombres vestidos y una mujer desnuda sentados entre los árboles, junto a una canasta con frutas. El río Sena se aprecia de fondo junto a otra mujer que sale de bañarse del río.

Desayuno en la hierba fue el punto de partida y fuente de inspiración para Hierba, el nuevo film del prolífico cineasta Raúl Perrone (Los actos cotidianos, P3ND3JO5; Favula, Ragazi), exhibido en la Competencia Argentina. Dividida en 20 actos, la película propone un diálogo entre el cine y la pintura, donde la reproducción del cuadro comienza a animarse mediante efectos visuales y la interpretación de los personajes del cuadro. Se utiliza de fondo la pintura u otros paisajes impresionistas para recrear una historia que habla del deseo, del dominio sobre el otro y de la violencia sobre la mujer en una sociedad en pleno cambio.

Los sonidos que se emplean (ambientales, música clásica y hasta cumbia electrónica) se mezclan e intervienen en cada una de las imágenes para alejar lo pictórico y dar lugar a lo cinematográfico. A partir de allí, se da vida a un relato creado desde aquella escena inicial que se transforma en una ficción. Los personajes salen y entran de cuadro, mientras la cámara mantiene un punto de vista fijo que coquetea con una puesta teatral, a la cual se suma cierta exageración gestual en las interpretaciones, remitiendo al estilo que usaban los actores del cine mudo.

Hierba, fotogramaLa ausencia de diálogos destaca el trabajo sobre la composición visual de cada Acto en los que recrea la pintura. La elección de la pantalla cuadrada con bordes blancos y redondeados, sumado a imágenes superpuestas no hacen más que remitir, nuevamente, al cine mudo. El filme, a su modo, es un homenaje al movimiento vanguardista de los años veinte, en que los pintores devenidos en cineastas experimentaban con y desde cine para darle movimiento a sus imágenes. La cinegrafía integral, a la que hacía referencia Germaine Dulac.

Hierba explora dos lenguajes que se fusionan y enriquecen a lo largo de 65 minutos. Un ejercicio experimental y altamente creativo de parte de un director que no deja de sorprendernos gratamente. Perrone dedica el film a los grandes maestros del impresionismo francés que tanto admira: Monet, Renoir y Manet, entre otros.

Ficha técnica:

Hierba ,  Argentina, 2015.

Dirección: Raúl Perrone
Guión: Raúl Perrone, Fernando Sdrigotti
Fotografía: Raúl Perrone, Alejandro Gonzalez, Ivan Moskovich, Matin Farina
Música: Dj Negro Dub
Reparto: Dulce Huilen Azul, Guilermo Quinteros, Evelyn Cazal, Nestor Gianotti, Oscar Purita, Jorge Izzo

Marcela Barbaro

Profesora de AULA CRÍTICA, Escuela de Crítica Cinematográfica

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios