Cinerama

Entrevistas: 

Entrevista a Rosendo Ruiz, director de Maturitá

Durante la cobertura de la 18ª edición del Festival Internacional de Cine Independiente –Bafici-, nos acercamos para dialogar con el realizador Rosendo Ruiz, uno de los representantes del llamado Nuevo Cine Cordobés, con motivo de la presentación de su quinto filme, Maturitá, en la sección Hacerse Grande, y segundo proyecto realizado con los alumnos del Taller de Cine, que dicta en el Colegio Dante Alighieri de Córdoba.

Rosendo RuizMarcela Barbaro: El film comienza indagando sobre el peronismo en el marco de las elecciones 2015 ¿A qué se debió esa decisión desde el guion?

Rosendo Ruiz (RR): La idea era enmarcar la película en el contexto social y político que estaba sucediendo en esos meses, ya que en el Colegio mismo se estaba rearmando un Centro de Estudiantes y los caminos que seguiría nuestra protagonista estaban enmarcados en decisiones políticas que marcarían su vida.

MB: Desde lo formal, Maturitá logra un salto cualitativo en su estética visual. ¿Cuál fue la idea que propusiste para la puesta en escena?

RR: Este año, a diferencia del anterior, con Todo el tiempo del mundo, la película era más ambiciosa en cuanto a personajes, conflictos y además se anclaba en plena ciudad de Córdoba, por lo que necesitábamos una imagen más potente, para lo cual utilizamos el formato cinematográfico 2:35 y buscamos una cámara de mejores características técnicas.

MB: Desde lo narrativo y en relación a la historia de amor entre un profesor y su alumna, me pareció acertada la decisión de romper el convencionalismo del guion clásico “chico conoce a chica”. ¿Por qué decidieron ese camino en la historia?  

RR: Queríamos probar otra fórmula de guion. Propusimos un conflicto (alumna sale con profesor), pero después éste ya no es el principal conflicto, sino que con un giro que haría la película a través de un personaje secundario (el guardia del colegio), aparecería un problema mayor y más profundo que es el que resuelve Canu en la película. La idea era dividir la película prácticamente en dos grandes puestas: el Colegio y las casas de los protagonistas (mundo privado), el Hospedaje y el Mercado de Abasto (mundo público).

MB: Los discursos políticos se insertan en las imágenes, en las acciones de los personajes. ¿Crees que este diálogo ayuda a Canu y a los jóvenes de hoy en su proceso de maduración y compromiso social?

RR: Al contrario, quisimos reforzar la idea de que los avasallamientos mediáticos de los candidatos, a manera de incesantes repeticiones, como si fueran productos mercantiles, estuvieran ahí presentes todo el tiempo, pero para los chicos no significaban nada.

MB: ¿Actualmente, estás trabajando en algún proyecto que nos quieras adelantar? y ¿seguirás trabajando con la “Película Taller”?

RR: Estamos por filmar otra película de manera independiente, llamada Casa propia, y programando también comenzar con el Colegio Dante Alighieri de Córdoba la tercera película en la segunda mitad del año, ahora con chicos del primario.

Marcela Barbaro

Profesora de AULA CRÍTICA, Escuela de Crítica Cinematográfica

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios