Festivales 

Documenta Madrid 2012

Cartel de Documenta Madrid 2012

Dentro de los festivales que cuentan con sede en la ciudad de Madrid, Documenta Madrid representa el certamen más importante en cuanto a su organización, programación y número de asistentes. Durante el primer fin de semana de mayo tuvo lugar la inauguración de esta  novena edición que partía con un importantísimo recorte presupuestario del cincuenta por ciento. Ante esta situación, la dirección del festival decidió que el ajuste repercutiera en la disminución de las dotaciones económicas previstas para los premios y salvaguardar la selección de las obras y su respectiva proyección. De esta manera, han conseguido evitar cualquier tipo de desmejora en la calidad de su programación y las actividades paralelas. Se ha mantenido intacto el primordio vocacional con el que nació el festival, la iniciativa de ser un lugar de encuentro e interacción entre profesionales del medio, documentalistas y espectadores.

Seis han sido las salas públicas y privadas habilitadas para dar servicio al festival. Esta edición ha contado con la Cineteca, lugar dedicado en exclusiva al género documental, que ha sido el principal espacio donde se han dado cita, tanto la programación de las secciones competitivas, como las clases magistrales, encuentros de cortometrajistas y hasta algún concierto relacionado con el ámbito documental.

Cincuenta y ocho han sido las películas seleccionadas dentro de las cinco secciones competitivas, entre cortometrajes y largometrajes nacionales e internacionales, que han representado una gran diversidad en los temas tratados desde documentales con un alto grado de compromiso político y social como Crayons of Askalan (Laila Hotait Salas) o La toma (Angus Gibson, Miguel Salazar), Con Fidel pase lo que pase (Goran Radovanovic), aproximaciones a estilos de vida en The Tundra Book. A Tale of Vukvukai,The Little Rock (Aleksei Vakhrushev) y 1+8, Mejunje (Juan Manuel Gamazo Pérez) o destellos de vidas y experiencias fuera de lo ordinario en Planet of Snail (Seung-jun Yi) y La hipótesis del Mokele-Mbebe (Marie Voignier).

La sección informativa, sin duda la más amplia, rindió tributo mediante una retrospectiva al reconocido documentalista Carlos Velo y a su destacado trabajo sobre la República Española.

El festival ha dedicado una especial atención a otros nombres propios como Pepe Danquart, quien se abrió las puertas internacionalmente, tras ser premiado con un Oscar por su cortometraje Schwarzfahrer (Pasajero negro), el sueco Richard Dindo, realizador  interesado en recordar los hechos políticos y sociales de gran relevancia en su país, tiene en su haber un gran número de biografías documentales centradas en artistas y revolucionarios. Jean-Henri Meunier y su trilogía sobre la vida en el pequeño pueblo francés Najac. Por último, el artista chino Zhao Liang, dedicado a dar a conocer la situación de los más desprotegidos de su país. Además de su retrospectiva, también se pudo ver una de sus últimas video-instalaciones.

Por otro lado, se han incorporado seis títulos dentro del apartado “Un año de primavera”, dedicado al panorama en el mundo árabe. Trabajos que profundizan y analizan en perspectiva los acontecimientos políticos que hace ya un año marcaron un cambio de rumbo en Túnez, Egipto, Yemen, Libia y Siria.

El festival también contó con un ciclo de siete muestras de cine documental uruguayo para empezar a conocer a los directores más importantes del país suramericano, entre los que podemos encontrar a Aldo Garay, Pablo Dotta o Mario Handler y, a la vez, disfrutar de una selección de los trabajos más llamativos y originales.

Dentro del apartado de “Panorama Nacional” se incluyeron trabajos que han quedado fuera de la competición por no cumplir la condición de ser estreno nacional en el festival, pero que sin duda tienen un hueco aquí por ser trabajos que durante este año han destacado por su calidad.

Otros pequeños apartados dentro de la sección informativa fueron los espacios ONG de cine invisible o de mirada crítica.

Ante la inmensa amalgama de posibilidades que ofrece el festival, absolutamente imposible de abarcar, la sección competitiva es sin duda la que más interés despierta ante los asistentes, por tratarse, a priori, de la selección que aglutina mayor creatividad y méritos cinematográficos. A continuación paso a reseñar algunos de los documentales que he podido disfrutar en esta edición, que se ha clausurado con un balance positivo, que no hace más que afianzar a uno de los festivales de cine documental más importantes.

Reseñas

Palmarés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *