A veces es mejor olvidar

Cristiada

For Greater Glory. Dean Wright. México, 2012.

Cartel de la película CristiadaMéxico se caracteriza por tener un profundo amor a Dios, manifestado a través de la religión católica, que profesa el mayor porcentaje de la población, razón por la cual se celebran muchos días feriados que tienen que ver con alguna santidad o celebración religiosa. Incluso, la Virgen de Guadalupe ha sido estandarte de la lucha armada durante la Independencia. Así, con el paso de los años, la Nación se ha consolidado como devota, demostrándolo de distintas maneras.

Durante el período presidencial de Plutarco Elías Calles, la Iglesia se vio limitada por distintas leyes y reglamentaciones, lo que empezó a inconformar no sólo al clero, sino también a la población practicante. Los conflictos crecieron tanto que llegaron incluso a clausurar los Templos y restringir los servicios, al punto de obligar a la población a hacerlos en la clandestinidad.

La gente no estaba dispuesta a soportar esta medida represiva, por lo que entre diferentes estrategias, se inició un movimiento armado denominado “Los Cristeros”, que derivó en un período de tres años de lucha (1926-1929) –posteriormente llamado “Guerra Cristera” o “Cristiada”. Ahora, en pleno 2012, cuando México atraviesa por momentos difíciles, un productor nacional ha decidido realizar esta cinta, basada en los acontecimientos de hace casi un siglo, cuando todavía existían figuras heroicas en un universo donde sólo había blanco y negro.Andy Garcia y Eva Longoria en Cristiada

La Cristiada es un episodio que no se olvida, pero que no llena de orgullo a la Nación, tal como podría ser la Revolución Mexicana o la Guerra de Independencia. En ambas, mucha gente murió por la libertad. La guerra Cristera estuvo siempre acompañada de injusticias, de opresión, de desinformación y obstinación por parte de ambos bandos involucrados. Los únicos que terminaron padeciendo realmente el conflicto fueron los habitantes de todas las ciudades afectadas, que no sólo tenían que esconder su culto, sino que además debían cuidarse de no hacer nada incorrecto o sentirían la furia del Estado.

Dean Wright, que tiene un amplio currículum en efectos visuales, realiza su primer largometraje como director de esta cinta que relata un pasaje de la vida de México, al que hubieran preferido que se fuera con el viento.

Muchas películas históricas se han adaptado al público norteamericano, incluyendo en sus castings actores estadounidenses, con diálogos en inglés y suavizando o matizando la historia para que se adecue a la idiosincracia de Hollywood; sin embargo, esto normalmente es cuando la producción es procedente de ese país. Cristiada es una cinta hecha y producida en México, pero con un reparto internacional, hablada casi en su totalidad en inglés y dirigida por un norteamericano. Aunque se entienden las razones de estas decisiones para su proyección internacional, tal vez no logra cuajar del todo con esta amalgama de nacionalidades involucradas en el proyecto.

El casting en general está elegido sobre todo en parámetros de similitud física y al parecer han hecho un buen trabajo, además de incluir a algunos actores galardonados como es el caso de Peter O’Toole (que sorprendentemente aún puede mantenerse en pie),  la colombiana Catalina Sandino Moreno (María llena de gracia, 2004) o Andy García. Sin embargo, tal vez elegir a algunos cuantos más actores mexicanos hubiera sido positivo sobre todo para la credibilidad de la historia.

La fe el principal motor en CristiadaEn la película de Wright el tema principal es la necesidad de tener libertad de culto. La opresión es capaz de oscurecer la perspectiva, y el miedo –que es un sentimiento común ante la fuerza- puede llevar a la obediencia y a la incertidumbre. Ante este panorama, las creencias y la fe son las más grandes armas que puede tener un ser humano, y esto es lo que se ha tratado de demostrar durante las dos horas de duración que tiene la película.

Aunque la estrategia militar y las dudas personales de Enrique Gorostieta (García), el movimiento alterno civil, los intereses de Estados Unidos y la revuelta armada son lo que ocupa el mayor tiempo de la historia en pantalla, todo pasa a segundo término ante el fervor de un niño mártir, llamado Lalito, que se mantiene de pie ante todo tipo de presiones sociales y militares.

Para mucha gente, seguro, resultará duro ver la cinta, dado que es un trago amargo para el país, que le recuerda a la población que México ha pasado períodos difíciles, los cuales se han llevado muchas vidas con el paso del tiempo. Para otros puede parecer una cinta tendenciosa, que raya más en la ficción y que está lejana de ser un documento histórico. Lo que es un hecho es que narra por primera vez un episodio que nunca antes se había relatado, salvo en la brevedad del documental de Natalia Alamada, El General (2009) que habla sobre la vida de Calles.

Lo que resulta innegable es la extraordinaria ambientación de distintas poblaciones del país en donde existió el movimiento cristero, así como los vestuarios, la utilería y las referencias al contexto de principios del siglo XX en México. Desde la producción de Arráncame la vida (Roberto Sneider, 2008) que no había cintas ambientadas en esa época que mostraran la ciudad y la cotidianidad urbana.

Eduardo Verástegui en CristiadaTal vez obsevar películas como ésta le dan una ligera sacudida al espectador, para que recuerde que ha logrado salir de períodos dolorosos, y que no importa que tan mal estén las cosas, siempre hay posibilidades de salir adelante. En esa medida, es una cinta que vale la pena mirar, como si fuera una píldora de valentía y serenidad. Desde una perspectiva cinematográfica es una realización cuidada, pero que está mucho más inclinada a ser una cinta comercial y popular.

Ojalá que en otros países sea bien recibida e inspire a la audiencia que tenga oportunidad de verla. La historia de México se ha construido a base de batallas y leyendas, y quizá a través de la pantalla otras sociedades puedan conectar con parte de su pasado.

Tráiler:

Ficha técnica:

Cristiada (For Greater Glory),  México, 2012.

Dirección: Dean Wright
Guion: Michael Love
Producción: Pablo José Barroso
Fotografía: Eduardo Martínez Solares
Música: James Horner
Reparto: Eva Longoria, Andy García, Catalina Sandino Moreno

2 opiniones en “Cristiada”

  1. Buenas tardes, necesitaba saber con quién me puedo comunicar para saber, si podemos conseguir los derechos de distribución de esta película?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *