Críticas

El retorno del rey del blockbuster

Ambulance: Plan de huida

Ambulance. Michael Bay. EUA, 2022.

Póster de Ambulance: Plan de huidaSupongo que para muchos no era especialmente necesario, pero aquí está, queridos lectores: Michael Bay ha vuelto.

El rey del blockbuster exagerado e hiperbólico retorna a reclamar su trono en estos tiempos inciertos para el futuro del cine. Las cosas están cambiando a pasos agigantados, y las formas tradicionales de disfrutar de las películas mutan en proporción. Michael Bay, con Ambulance: Plan de huida, no solo reivindica su particular forma de entender el cine; también reclama el espacio de la sala de cine como lugar privilegiado para el disfrute en todo su esplendor de espectáculos ruidosos y sin complejos, de acción desmedida que ensordece y ataca directa a las embotadas sensaciones del espectador.

Ambulance: Plan de huida aturde sin piedad, con todos los elementos característicos de cine de Bay, efectista y desvergonzado, capaz de lo mejor y lo peor en apenas segundos. Reducida al mínimo, no deja de ser una espectacular persecución en la jungla urbana, plagada de explosiones, choques y acrobacias sobre cuatro ruedas. Lo cierto es que tampoco hay mucho más, aunque Bay y su equipo se esfuercen en dar algo de contenido a los contextos de sus protagonistas, para que nuestras simpatías se vean comprometidas ante las situaciones a vida y muerte que se plantean durante el metraje.

El cine de Michael Bay no se caracteriza por ser sutil, precisamente. No hay toneladas de lecturas entre líneas ni dobles intenciones. Incluso el cacareo de proselitismo patrio se ha convertido en un cliché casi imprescindible en sus propuestas. Y lo cierto es que la carrera del conocido director tiene cal y arena como para hacer una montaña de ambas. Pero, con los años, supongo que uno aprende a reflexionar, a hacer autocrítica e incluso a reírse de uno mismo. Sin dejar de lado al esencia de lo que ha sido su trayectoria hasta hoy em Ambulance: Plan de huida, Michael Bay se permite el lujo de hacer un juego de humor metacinematográfico con sus películas, que dan algunos de los momentos más divertidos de la cinta.

Imagen de Ambulance: Plan de huida

Por suerte, este humor referencial se sitúa en los primeros compases, y aún así está a punto de resultar algo incongruente, por la fuerte carga dramática de la propuesta de Bay. Para la ocasión, y como he comentado hace unos párrafos, Bay se molesta un mínimo en presentar a los personajes, darles forma en sus tragedias personales. Si hay algo que gusta en el cine americano es una historia de caída y redención, y esta premisa es la base de Ambulance. Rozando con indiferencia el tópico, eso sí, aunque mantiene algo de consistencia por la evolución de los implicados en esta cacería urbana a toda velocidad. La lealtad, el peso del pasado, la familia, el deber, la honestidad y el honor hacen acto de presencia como temas principales de la historia.

Incluso se atisba algo de crítica social señalando al sistema caníbal e indiferente que abandona a los ciudadanos a su suerte, muy escasa y utilizada como disparador de la chispa que necesita la historia. Pero ahí está, para el que quiera verla.

Pero no nos engañemos. En Ambulance lo importante es apretar el acelerador, en todos los sentidos. Tras la obligada y mínima introducción, Bay se mete de cabeza en su zona de confort. La espectacular escena de atraco sirve como lanzadera para la sucesión desbocada de momentos de acción. Dejar sin respiración al espectador es la clave. La ciudad como violento patio de recreo contrasta con el reducido espacio de la ambulancia en constante movimiento que sirve de prisión móvil a los protagonistas. El juego del policía y el ladrón llevado a cotas de descaro solo asumibles por Michael Bay.

Acción desatada en Ambulance: Plan de huida

Solo él es capaz de ofrecer situaciones totalmente increíbles en la frontera del absurdo con la habilidad de resultar convincente. Las reglas de la realidad se rompen en mil pedazos, y Bay, con espíritu burlón, las reescribe sin vergüenza alguna. Si entras al trapo, la diversión está asegurada.

Lo malo de Ambulance es que Bay tiene fe total en que, efectivamente, el golpe constante a nuestro hipotálamo es suficiente para pasar por alto algunos de esos equilibrios inasumibles. No siempre es así, y gran parte de la culpa es por el exceso de duración de una película que repite demasiado los esquemas como para permitirse estas dos horas y pico de ruido.

Ambulance: Plan de huida, acaba por dar señales de debilidad en el momento en el que el truco se ve demasiadas veces. Los giros rocambolescos no acaban de dotar de empaque a la película, que tiene su punto fuerte en una premisa que pide a gritos rapidez y simpleza. Pero parece que en Hollywood hay problemas con las películas de hora y media, con lo bien que funcionan.

Las actuaciones, justas y adecuadas a las circunstancias. El trío protagonista hace lo que puede mientras el mundo arde. Imprimen el justo dramatismo para que el factor humano tenga la capacidad de conectar con el espectador en mínimos. La química funciona de vez en cuando, pero es en los compases finales cuando queda más patente lo poco convincente que son las relaciones planteadas. A esas alturas, estás totalmente agotado después de dos horas de accidentes de tráfico, y da todo un poco igual. Solo quieres que el circo baje el telón.

Excesiva, como no podía ser de otra forma. Bay cumple, da un show marca de la casa, y casi completa una de sus mejores películas, si no fuese porque se gusta demasiado y no sabe acabar a tiempo la fiesta. Pero, a pesar de eso, es de esas películas que se disfrutan en pantalla grande, con el sonido apabullando al público, que a estas alturas ya sabe de sobra en qué liga juega el director y qué encontrará en la proyección. Hay firmas que son garantía. ¿ De qué? No estoy muy seguro, pero si leen Michael Bay seguro que saben a qué se atienen si pagan la entrada.

El cine vuelve, en este caso en su versión ruidosa. Ambulance no es la mejor película del año. Pero creo firmemente que es una película necesaria en este 2022 de tránsito.

Ficha técnica:

Ambulance: Plan de huida (Ambulance),  EUA, 2022.

Dirección: Michael Bay
Duración: 136 minutos
Guion: Chris Fedak. Historia: Laurits Munch-Petersen, Lars Andreas Pedersen
Producción: Universal Pictures, Bay Films, 5150 Action, Endeavor Content, New Republic Pictures.
Fotografía: Roberto De Angelis
Música: Lorne Balfe
Reparto: Jake Gyllenhaal, Yahya Abdul-Mateen II, Eiza González, Garret Dillahunt, Moses Ingram, Keir O'Donnell, Colin Woodell, Devan Long, Chelsea Harris, Sheila Houlahan, Brendan Miller, Olivia Stambouliah, José Pablo Cantillo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.