Libros: 

50 años de La 2 (1966-2016). Itinerario a través de sus programas

Título: 50 años de La 2 (1966-2016). Itinerario a través de sus programas

Autor/es: Antonio Sempere

Editorial: Cinestesia.

Año: 2016

A veces, la vida puede resultar generosa y regalarnos algún lujo que no nos podríamos permitir de ninguna otra manera. Uno de esos lujos que me ha traído la vida es la amistad de Antonio Sempere, periodista, crítico de cine y televisión y, desde 2007, profesor asociado en el Departamento de Ciencias Sociales y Humanas de la Universidad Miguel Hernández de Elche. Antonio es uno de esos pocos sabios que quedan en el mundo y, si bien su sabiduría la despliega en diferentes ámbitos, hay tres campos en los que se ha convertido en una autoridad indiscutible: cine, televisión y festivales. Precisamente al segundo de esos campos se circunscribe el volumen que ahora nos ocupa, 50 años de La 2 (1966-2016). Itinerario a través de sus programas, un homenaje al medio siglo de existencia de la segunda cadena de televisión de RTVE publicado por la editorial Sinestesia.

Antonio conoce tanto y tan bien esa cadena que Cipriano Torres llegó a titular una de sus columnas “El novio de La 2”, en referencia a Antonio Sempere y a su recién publicado libro. Resulta paradójico que La 2 no haya hecho nada para celebrar sus cincuenta años de existencia. Afortunadamente, Antonio Sempere ha venido a paliar esa situación con este libro, que cuenta con un pequeño texto de presentación de Jordi Hurtado, uno de los rostros más familiares de la cadena, sobre todo gracias al programa Saber y ganar, un concurso que lleva en emisión desde 1997.

50 años de La 2 (1966-2016). Itinerario a través de sus programas tiene una estructura sencilla pero completa. Arranca con un detallado índice al que le sigue una inconfundible dedicatoria: “A esa ‘inmensa minoría’ de espectadores que optaron por La 2. Y a todos aquellos profesionales que la hicieron posible”. A continuación encontramos “Un email de Jordi Hurtado”, que hace las veces de prólogo, y un capítulo de introducción, “A propósito del segundo canal”, en el que Sempere habla, entre otras cosas, del nacimiento de la cadena, en noviembre de 1966 (aunque estuvo en pruebas desde el 1 de enero de 1965). Insiste el autor en que la segunda cadena nunca fue un canal temático, sino que siempre ha tenido un espíritu generalista. Repasa también las audiencias, los distintos nombres y el concepto de UHF. Concluye esta introducción con un recuerdo de series que, aunque no eran de producción propia, se emitieron en La 2, como Dallas, Matrimonio con hijos, A dos metros bajo tierra o las primeras temporadas de Los Simpson.

La parte central del volumen está dedicada íntegramente a los programas de producción propia de La 2, ordenados alfabéticamente, de los cuales se ofrece una breve ficha y una descripción con los datos más relevantes sobre el formato, los realizadores, los guionistas y los presentadores. En este exhaustivo inventario nos encontramos con la historia de la cadena y van saliendo al paso espacios míticos como A fondo (1976-1981), Al filo de lo imposible (1982-), La aventura del saber (1982-), La botica de la abuela (1997-2006), Cachitos de hierro y cromo (2013-), Cifras y letras (1991-1996), La clave (1976-1983), Con las manos en la masa (1984-1991), Días de cine (1991-), Documentos TV (1986-), En portada (1984-), Estadio 2 (1984-2007), Los Lunnis (2003-2010), Makinavaja (1995-1997), Metrópolis (1985-), Millennium (2014-), Muchachada Nui (2007-2010), Negro sobre blanco (1997-2004), La noche abierta (1997-2004), La noche temática (1995-), Página 2 (2007-), Un país en la mochila (1995-2000), ¡Qué grande es el cine! (1995-2005), Redes (1996-2013), El tiempo es oro (1987-2002), Turno de oficio (1986-1987), Versión española (1998-) o el más reciente Historia de nuestro cine (2015-), que ya ha emitido más de la mitad de las setecientas películas cuyos derechos la cadena le compró a los productores Enrique Cerezo y José Frade. Se trata de una parrilla que da cuenta del carácter generalista de la cadena, pues encontramos desde concursos hasta cine, pasando por informativos, programas culturales, series y espacios divulgativos e incluso científicos.

Antonio Sempere recuerda que, al principio, la segunda cadena no era accesible en todo el territorio español, algo que solo se solucionó bastantes años después de su nacimiento. De la misma manera, insiste en que sus emisiones todavía no se realizan en HD, lo que, a estas alturas, resulta ya imperdonable. Además, el juego de las audiencias ha llevado a programar ciertos espacios en horarios imposibles, algo que solo se puede explicar si se quiere conseguir más share a pesar de tener menos espectadores. Con todo, Antonio nos ha ayudado a descubrir que Saber y ganar, el programa estrella, no es, ni mucho menos, el único que ha cumplido veinte años, sino que hay ya algunos que sobrepasan el cuarto de siglo. ¡Larga vida a La 2!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *