Entrevistas 

Wang Bing, director de Mrs. Fang

Wang BingMrs. Fang, de Wang Bing, fue rodada inicialmente para La Documenta de Kassel (Alemania), formando parte el año pasado de esta importante exposición de arte moderno, que dedicó una retrospectiva. El filme se proyectó durante el mes de junio, seleccionándose con posterioridad en el Festival de Cine de Locarno, donde ganó el Leopardo de Oro a la Mejor Película. Tras su participación en otros festivales, como Toronto o El Gouna (Egipto), ha sido parte de la programación del Festival de Cine de Rotterdam, incluyéndose dentro de la sección Signatures.

En Mrs. Fang, que tiene la enfermedad del alzheimer como tema principal y, de una forma secundaria, el modo de enfrentarnos a la muerte, Wang Bing muestra los últimos días de Fang Xiuying, así como el contexto rural que la rodea, en un ejercicio rebosante de rigor, que el documentalista chino consiguió desplegar durante los escasos días que tuvo para filmar.

 

EL ESPECTADOR IMAGINARIO ha entrevistado a Wang Bing sobre su película Mrs. Fang.

 

Raúl Liébana (RL): La primera vez que se muestra una imagen de Fang Xiuying data del 7 de octubre de 2015. ¿Cómo la conoció y cómo pensaba usted, en ese momento, afrontar el proyecto?

Wang Bing (WB): En el año 2015, conocimos a Fang Xiuying, a cuya hija había tratado con anterioridad, y quería grabar un documental sobre su madre. El contenido principal del documental sería la vida de las personas mayores que viven en las zonas rurales. No obstante, no pudimos grabar la historia de Fang Xiuying, puesto que el trabajo nos tenía muy ocupados en ese momento. En 2016, recibí una llamada de sus familiares, diciendo que el estado de la enfermedad de Fang Xiuying había empeorado y que su familia la había trasladado del hospital a casa y se estaban preparando para lo peor. En cuanto supimos la noticia, nos apresuramos a visitarla lo antes posible. En un principio, pensábamos terminar el trabajo que teníamos entre manos, pero no imaginábamos que el tiempo que nos quedaba era muy limitado, aun así, queríamos probar si podíamos rodar un documental sobre sus últimos días.

RL: Desde que conoció la situación de Fang Xiu Ying, ¿cuánto tiempo tardó en rodar la película?

WB: Tardamos aproximadamente ocho días en terminar el documental. Finalmente, la historia de la película se desarrolla frente a la cama de Fang Xiuying, y probamos a ver si era posible rodar el documental.

RL: ¿Cuánto material llegó a filmar y cómo trabajó con Dominique Auvray el montaje de la película?

WB: Grabamos un total de 30 horas aproximadamente. Al principio, empecé el trabajo de edición yo solo en Pekín y, cuando estuvo casi terminado, fui a París y finalicé la edición junto con Dominique. La edición es sumamente importante, implica extraer la película de manera completa y pura de las grabaciones realizadas, es como destilar las grabaciones para obtener la película. Que sea buena o mala, depende mucho del montaje.

RL: Su mirada se limita a observar a Fang Xiuying a través de primeros planos muy largos. ¿Cuál es la razón por la que optó rodar de este modo?

WB: Desde el principio, Fang Xiuying aparece tumbada en la cama. Tiene dificultad para mover su cuerpo e incluso ya no podía hablar. Como solamente podíamos observar y comprender su actividad interna, a través de imágenes hechas en primer plano, decidí utilizar este tipo de primeros planos para grabar a la Sra. Fang.

RL: El rigor de su cámara es asombroso, nunca traiciona a su personaje, todo se ha hecho desde un respeto absoluto. ¿Nos puede hablar sobre el modo en que afrontó esta parte del trabajo?

WB: Solo podíamos grabarla en silencio y observarla lentamente, a través de la imagen que reflejaba la lente de la cámara; era la única forma posible. Al mismo tiempo, su vida estaba rodeada de mucha gente mayor y de un pueblo en ruinas. Mediante el proceso de grabación del personaje, la historia se va extendiendo gradualmente a sus vecinos y amigos, mostrando completamente su forma de vida.

Mrs. Fang, película

 RL: La cámara, al inicio de la película, está muy cerca del personaje y, a medida que avanza, decide alejarse, tomar distancia…

WB: Debido a que la muerte se estaba acercando cada vez más a ella, no queríamos exponer totalmente en la película esos inevitables temores que producen el dolor y la desesperación de hacer frente a la muerte, de manera que, conforme avanzábamos en el rodaje, la cámara se aleja progresivamente del personaje, con la intención y el deseo de mostrar una imagen bella o, digamos, de respeto hacia ella. Por tanto, en el momento de su muerte, no la enfocábamos directamente.

RL: Sería interesante conocer también el modo en que se desarrolló el rodaje con la familia de Fang Xiuying, ¿cómo trabajó con ellos?

WB: En primer lugar, el hecho de que pudiéramos terminar la película se debe a la buena relación que yo mantenía con su familia. Por eso, accedieron a que una persona ajena como yo pudiera entrar en su casa y grabar a su madre en el momento de su fallecimiento. Por supuesto, creo que los miembros de su familia también se mostraron enormemente tolerantes y pacientes conmigo. En los momentos más difíciles de la Sra. Fang, sintieron mucha presión por la presencia de la cámara, aunque esta presión no proviniera necesariamente de ellos mismos, sino de sus vecinos y de otras personas que no nos entendían. Pero sea como fuere, aceptaron que terminara de grabar la historia.

RL: Hay un gran humanismo a la hora de filmar la intimidad de Fang Xiuying y, como le decía antes, lo hace siempre con mucho respeto, pero ¿pensó alguna vez que podría quebrantar esa delgada línea? ¿Cómo se propuso evitarlo?

WB: En general, mis películas son sentimentales y emotivas, me apoyo frecuentemente en la grabación de la escena y en los personajes, de modo que entre ellos se cree una conexión sentimental para, de esta manera, construir la historia. Nunca he estado preocupado por una película. Aparte de filmar la historia, lo que es todavía más importante en una película es mantener un sentimiento puro. Por eso, creo que este sentimiento es un gran atractivo para espectador y considero que, mientras exista dicho sentimiento, no se romperá el equilibrio. Sin embargo, si solamente se pretende terminar la historia, entonces sería fácil perder ese equilibrio.

RL: Una de las teorías de André Bazin afirmaba que el avance tecnológico ayudaría a mejorar el realismo. ¿Cree que la tecnología le ha ayudado algo? Y, de ser así, ¿cómo cree que lo ha hecho?

WB: Obviamente, con el tiempo, el lenguaje del cine ha ido cambiando y enriqueciéndose constantemente y, a la vez, la aparición de la tecnología digital o, más bien, el desarrollo de las cámaras de vídeo digitales de pequeño tamaño, me abrieron muchas posibilidades de grabación. Así, todas mis creaciones cinematográficas se han apoyado en las técnicas digitales del cine. Dichas técnicas digitales han aportado numerosos beneficios al cine, o dicho de otra manera, la aparición de estas tecnologías y estas pequeñas cámaras de vídeo digitales han facilitado enormemente mi trabajo de grabar a las personas en su día a día, hasta el punto de poder adentrarme más fácilmente en la intimidad de diferentes personas, lo cual suponía una gran dificultad con las cámaras de cine que se usaban antes. Por eso, a mi entender, mi película se ha beneficiado de algún modo de los avances en la cinematografía y de productos como las cámaras digitales de pequeño formato, y también de la ayuda que prestan los ordenadores en el proceso de edición posterior. Si no hubieran existido estos avances tecnológicos, quizá mi película no se habría realizado.

RL: En este sentido, su película pone en valor las teorías más puras sobre el realismo que utilizaron André Bazin y Kracauer, por ejemplo. Según André Bazin, por ejemplo, planos muy largos, el trabajo de montaje. ¿Piensa en alguna de estas teorías, mientras hace sus películas?

WB: Cuando empecé a estudiar cine, hace más o menos 20 años, fue cuando entramos en contacto con las películas. Para nosotros, la teoría del cine de Bazin era muy importante y nos permitió comprender el concepto de autenticidad de las películas, así como que esta es el punto más elemental y significativo de las mismas. Desde que empecé a filmar mi primera película Tie Xi Qu: West of The Tracks, hasta ahora, yo también he estado practicando ese concepto, insistiendo siempre en la autenticidad de la película y en el sentido de existencia de la misma. Siempre he tenido en mente estas cuestiones. Si la película no tuviera ninguna autenticidad, ¿cuál sería la relación entre ella y nuestra vida cotidiana? Me planteo frecuentemente estas cuestiones.

RL: ¿Nos puede hablar del trasfondo social que usted piensa que hay tras esta película?

WB: Fang Xiuying es una mujer común de un pueblo del sureste de China. Se puede decir que vive en una de las zonas más prósperas para los campesinos chinos. Sin embargo, su vida era bastante dura. Cuando llegué a esta zona desde el norte de China, no pude evitar sentir tristeza al contemplar estos pueblos derruidos, los campos abandonados y los ríos contaminados. Además, los campesinos comunes, como Fang Xiuying, llevan una vida aburrida y laboriosa. A veces, pienso qué sentido tiene pasar una vida entera llena de monotonía como la de tanta gente como esta. ¿Dónde están las marcas que dejan sus vidas? En realidad, tengo muchas preguntas por dentro que no puedo ni responder. Por eso, al ver a la madre de mi amiga, quise grabar una historia sobre la gente más corriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.