Críticas

Cuando ser normal es toda un rareza

Requisitos para ser una persona normal

Leticia Dolera. España, 2015.

requisitos para ser una persona normal cartelMaría de las Montañas es una treintañera que se presenta a una entrevista de TRABAJO. Durante la misma, una pregunta le rompe los esquemas: “¿se considera una persona normal?”, y es en ese momento cuando nuestra protagonista se da cuenta de que no cumple ninguno de los supuestos requisitos para ser una persona normal.

La gran mentira de nuestro tiempo es que la consideración dogmática, que todos tenemos en mente de la “normalidad”, encaja en la mayor parte de las personas. Pero lo cierto es que no es normal ser normal. Leticia Dolera lo sabe bien, y en su primer largometraje como directora lo ha expresado, a través de una pizarra digital colorista y juguetona. Ha pintarrajeado la pantalla con rotuladores naif. Una espontaneidad que encaja como anillo al dedo en ese collage de personajes que se muere por construir una identidad soñada. Un ideal que se revelará prefabricado y mucho más pintoresco que la supuesta etiqueta friki de los protagonistas. Tan pintoresco como la estética elegida.

Porque lo que propone la prometedora directora, guionista y actriz, es una cita al estilo indie norteamericano, integrado en un decorado pop. Aire fresco, el de una Leticia en plenitud creativa, que también demuestra que sin altas pretensiones ni tramas complejas se puede hacer una buena película. Creo que es un acierto que en su primer largometraje no quiera rizar el rizo o sobrecargar en exceso la cinta con las típicas inquietudes desordenadas de un debutante. Su empeño, eso sí, parece dirigido a añadir una nueva nota de color dentro del abanico de posibilidades del cine español. Algo que hacía falta. El estilo de Dolera encaja tanto con María de las Montañas que cualquier elemento que viste la película la define como personaje.

leticia dolera directoraLas canciones (seleccionadas con muy bien gusto), las imágenes tipo app, el atrezzo de la habitación… Todo está perfectamente orquestado al servicio de la psique de María y su universo. Un microcosmos que proyecta la crisis existencial de María, aunque pronto se verá puesta en cuarentena, gracias a Borja. El personaje interpretado por Manuel Burque encuentra a María en IKEA, donde él trabaja. El encuentro desencadenará las claves propias de una comedia romántica de “andar por CASA”, del tipo de comedia que se hace cómplice con el público fácilmente. Los personajes empatizan desde el primer minuto entre ellos y, a través de la pantalla, con nosotros. La ingenuidad con la que comparten su tiempo, intentando ser normales, es ciertamente entrañable. Lo irónico es que, mientras lo intentan, no son conscientes de la naturalidad con la que se generan nuevas AFICIONES en sus vidas.

En plena búsqueda de VIDA SOCIAL, la insistencia de Borja prepara otro encuentro determinante en los vaivenes emocionales de María. Será una antigua compañera de clase (Alexandra Jiménez), aquella que servirá de reflejo ideal, ya que aparentemente cumple con todos los requisitos de normalidad. Entre las dos cocinan una cita a ciegas con el personaje interpretado por Miki Esparbé (divertidísimos los gags en la galería de arte), aparentemente el chico perfecto. Así que María tiene nuevos amigos y añade un tachón más en la lista: la PAREJA. El caricaturizado personaje ampliará el espectro de miras de una María que, cuanto más se esfuerza en buscarse a sí misma, más parece alejarse. Todo contado con ese aire ligero que sobrevuela la trama.

Requisitos-para-ser-una-persona-normal-2Álex, el hermano discapacitado de María, ofrecerá una visión aún más desenfadada, con grandes toques de humor y sensatez por parte de un eficaz Jordi Llodrà. Pero, aun así, la VIDA FAMILIAR de María toca la parte más dramática de la cinta.  El círculo afectivo entre ella y su madre navega entre la pesada niebla de la incomprensión. Tensiones pendientes de resolver que avanzan en las fantásticas escenas del garaje: esa madre fumando en el coche. Auténtica caja de resonancia de todos los sufrimientos de su pasado. En ese coche, María hallará las respuestas ocultas durante largo tiempo, mientras, su madre no dejará de buscarlas.

No obstante, a pesar del acierto en ampliar el universo de María y Borja con fases más profundas, la trama en sí, no es lo más interesante. En realidad es tan conscientemente previsible como las intenciones de sus personajes. Pero importa poco, porque la apuesta de la directora no va por ahí. Lo juega todo al estilo, como decía al principio, y también a la reflexión, personalizada en el carisma de un personaje que se hace querer. María de las Montañas es nuestra Amélie (Jean-Pierre Janet, 2001), menos opaca, pero igual de perdida en la extrañeza de su entorno. La paradoja está en que todos los personajes cambiarán durante el nudo narrativo, y evolucionarán tanto, que recorrerán un círculo en el que se darán cuenta que el final del trayecto para SER FELIZ es comprender que deben ser ellos mismos. Tan simple y tan difícil como eso.

carmen machi requisitos para ser una persona normalAsí que, si aceptamos el juego interactivo de Leticia Dolera podremos completar, como espectadores, su película. Porque es disfrutable a dos niveles: entretiene bastante, que no es poco, pero también muestra una evidente deriva social y una profunda crisis de ideales en nuestros días. La jugada maestra de Dolera es que, al igual que el tono de la película, nos vemos invitados a wasapear mentalmente con su personaje y divertirnos con sus conflictos, sin más, o tomarnos más tiempo, meternos en ese espacio de pensar, al igual que la madre de María en su coche, y reflexionar con más audacia.

No será raro, que al final de la película, ustedes mismos busquen una frase que conteste a la gran pregunta que plantea la joven directora. Por mi parte, me quedo con una cita de Haruki Murakami: “lo que nos hace personas normales es saber que no somos normales”.

Trailer:

Ficha técnica:

Requisitos para ser una persona normal ,  España, 2015.

Dirección: Leticia Dolera
Guión: Leticia Dolera
Producción: Corte y Confección de películas / El Estómago de la Vaca
Fotografía: Marc Gómez del Moral
Música: Luthea Salom (BSO). Con canciones de Neuman, McEnroe, The Bright, Tulsa, Family entre otros.
Reparto: Leticia Dolera, Manuel Burque, David Verdaguer, Núria Gago, Carmen Machi,Alexandra Jiménez, Silvia Munt, José Luis García Pérez, Miki Esparbé

Mario Cea Millán

Graduado del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios