Hace 30 años murió Luis Buñuel

bunuelEl 29 de julio de 1983 murió a los 83 años de edad Luis Buñuel en Ciudad de México. Hoy se cumplen 30 años del fallecimiento del cineasta nacido en Calanda, Aragón, España, y que fue una de las figuras más importantes del movimiento surrealista y del cine de su país natal, México y Francia.

En 1929 Buñuel dirigió en Francia Un perro andaluz (Un chien andalou), que escribió junto con Salvador Dalí. Fue la película que lo hizo famoso en París y que le abrió las puertas del grupo surrealista.

En 1930 realizó otra obra maestra del surrealismo en el cine, La Edad de Oro (L’âge d’or), que fue prohibida en Francia. Después, en la España de la República, dirigió el documental Las hurdes, tierra sin pan (1933).

Luego de una estancia en Estados Unidos, que se extendió hasta después de la derrota de los republicanos en la Guerra Civil, Buñuel se radicó en México, donde realizó la mayor parte de sus películas. Trabajó en varios de esos filmes por la simple necesidad de ganarse la vida, como es el caso de Gran Casino, con Jorge Negrete y Libertad Lamarque (1947), y El gran calavera (1949), por ejemplo. Pero en 1950 realizó en ese país Los olvidados, otra de sus obras maestras y que se ha convertido en un clásico del cine latinoamericano sobre la delincuencia juvenil.

Entre las películas de la etapa mexicana de Buñuel se destacan también Subida al cielo (1952), Él (1953), Ensayo de un crimenLa vida criminal de Archibaldo de la Cruz (1953) y The Young One (1960), una coproducción estadounidense rodada en inglés. Pero los más importantes fueron Nazarín (1959) y El ángel exterminador (1962), otro de sus clásicos surrealistas.

Luego de haber trabajado en la España de la dictadura de Franco para la realización de otra obra maestra, Viridiana (1961), que ganó la Palma de Oro en el Festival de Cannes, comenzó la segunda etapa francesa de su carrera, marcada por la colaboración con el guionista Jean-Claude Carrière y el productor Georges Silberman.

La primera película de los tres fue Diario de una camarera (Le journal d’une femme de chambre, 1964), a la que siguió el último filme mexicano de Buñuel, Simón del desierto (1965). Después vendrían los filmes franceses por los que Buñuel llegó a ser más conocido: Bella de día (Belle de jour, 1967) y Tristana (1970), coproducción con España, ambos con Catherine Deneuve, y La Vía Láctea (La voie lactée, 1969), El discreto encanto de la burguesía (Le charme discret de la bourgeoisie, 1972), El fantasma de la libertad (Le fantôme de la liberté, 1974) y Ese oscuro objeto del deseo (Cet obscur objet du désir, 1977).

Sus memorias, Mi último suspiro, publicadas en 1982, se han convertido también en una obra fundamental para los cinéfilos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *