Críticas

La maldición de las segundas partes

La mujer de negro 2. El ángel de la muerte

The Woman in Black 2: Angel of Death. Tom Harper. Reino Unido, 2015.

La dama de negro 2Hace un par de años, los fanáticos del terror recibimos una agradable sorpresa con el estreno de La mujer de negro, elegante ejemplar de horror gótico de tintes victorianos. En contrapartida a los productos de género del otro lado del Atlántico, esta producción inglesa conseguía sus sobrecogedoras intenciones sin los excesos gore o los golpes de efecto que tan poco han hecho por el cine de género, y construía un preciosista cuento de fantasmas con momentos realmente brillantes. Otros no lo eran tanto, por lo que al final quedaba ese regusto amargo ante una película que podía haber sido algo más. En todo caso, suponía un soplo de aire fresco en su afán por rescatar sensaciones del terror más clásico.

Entre los reclamos de aquella primera parte, la presencia de Daniel Radcliffe en su primer papel adulto, tras años como imagen de Harry Potter, y el regreso de una productora legendaria en la historia del cine de terror; nada más y nada menos que la Hammer retornaba desde alguna mohosa tumba para provocar escalofríos marca de la casa.

Esta resucitada Hammer encontró un filón en la siniestra dama que protagoniza la primera entrega, y era cuestión de tiempo que volviésemos a los pantanosos escenarios donde se encuentra la mansión encantada de turno. El problema es que el resultado es bastante escaso, y esta venganza de ultratumba queda muy lejos de su predecesora.

La dama de negro 2Cambiamos de época, y la acción de El ángel de la muerte nos sitúa en plena Segunda Guerra Mundial, con Londres bajo los constantes bombardeos de la aviación nazi. Por lo demás, a pesar de este nuevo contexto histórico, poco ha cambiado en el tenebroso mundo de La dama de negro. La desvencijada mansión está un paso más cerca de la ruina, por culpa del abandono y el paso del tiempo. Pero su tristemente célebre anfitriona sigue con las mismas ansias de hacer la vida imposible a los incautos vivos que osan irrumpir en su territorio. En este caso, las víctimas de la venganza son una joven institutriz y sus jóvenes pupilos, refugiados en la campiña de los desastres de la guerra.

Tom Harper, el director de la nueva incursión en esta lúgubre historia, recoge el testigo de su antecesor, James Watkins, y fabrica un excelente escenario que se convierte en la mejor baza de una película con intenciones tan claras. Harper dibuja un mundo brumoso, onírico, anclado en la tradición del cuento gótico más puro, gracias al vistoso envoltorio de piedra húmeda y habitaciones abandonadas. A pesar de esos notables esfuerzos en dotar de seriedad a la película, El ángel de la muerte se tambalea, se disipa en la odiosa comparación, se empeña en una fe casi absoluta en sus trucos de magia, sin recordar que ya sabíamos que el conejo estaba en la chistera.

La dama de negro 2No aporta nada a la mitología alrededor de la furiosa figura fantasmal que aterroriza en la sombra. Ya sabemos todo lo que hay que saber gracias a la primera parte, no hay misterio ni giros impactantes, y los escasos secretos que ocultan los personajes se ven a la legua. En el momento de las revelaciones, no hay sorpresa, error capital en una película que depende, precisamente, de su capacidad para romper las expectativas del espectador. El empeño en ese retorno a lugares comunes nos sitúa en el filo del aburrimiento, sin ningún atisbo de novedad y arrastrados por unos personajes totalmente faltos de carisma, por mil veces vistos. Muy bien defendidos por el destacable trabajo actoral, eso sí, aunque atrapados en su propia esencia de cliché.

El ángel de la muerte es víctima de su propia pereza, del pensamiento suicida que hay detrás de creer que las reglas que valieron para su primera parte funcionan en cualquier ocasión. Eso roba la identidad a una película que, por otra parte, es un ejercicio de elegancia y construcción de ambientes, pero excepcionalmente vacía en soluciones.

El ángel de la muerte, con sus torpezas, no es un desastre, y regalará un buen rato a los seguidores del gótico tradicional. Porque es mucho mejor que la mayoría de lo que ofrece en general el cine de terror en nuestras salas. Y eso no quiere decir nada bueno por el género.

Tráiler:

 

 

Ficha técnica:

La mujer de negro 2. El ángel de la muerte (The Woman in Black 2: Angel of Death),  Reino Unido, 2015.

Dirección: Tom Harper
Guión: Jon Croker (basado en la novela de Susan Hill)
Producción: Hammer Film Productions
Fotografía: George Steel
Música: Marco Beltrami, Brandon Roberts
Reparto: Helen McCrory, Jeremy Irvine, Phoebe Fox, Oaklee Pendergast, Adrian Rawlins, Ned Dennehy, Faith Elizabeth, Jorge Leon Martinez, Leanne Best

Santiago Negro

Graduado del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios