Críticas

El exquisito simbolismo de una muerte digna

Ella

Libia Stella Gómez. Colombia, 2015.

Cartel de la película EllaCiudad Bolívar es un gran conglomerado urbano perteneciente a Bogotá, la capital de Colombia. Está situado al suroeste de la ciudad, en una zona de colinas que van subiendo hacia las estribaciones de la cordillera que separa la Sabana de Bogotá de los Llanos Orientales del país. Cerca de medio millón de personas viven allí, en su mayor parte gente sencilla, de condición humilde y bajos ingresos. En muchos casos habitan en asentimientos pobres o en inquilinatos. En esta zona se desarrollan las bellas historias contadas en Ella. Por sus calles estrechas e inclinadas camina pacientemente Alcides (Humberto Arango), el protagonista, a quien seguimos en sus diarias jornadas como reciclador ambulante, arrastrando su carreta de madera cargada con trozos de palos, frascos, pedazos de metales, papeles y cartones, en la búsqueda del sustento diario; y por las mismas calles lo veremos transitando con la más inusitada de las cargas, el cuerpo de su mujer que acaba de morir. Alcides emprende con ella una inédita jornada de carretera urbana, buscando sin cesar alguna forma de ceremonia funeral y de enterramiento digno.

Fotograma de la película EllaElla es una novedosa forma de acercamiento a las vidas de los habitantes de esta gran urbe, llena de pequeñas historias de valentía y de lucha diaria, de las cuales nunca se enterarían los habitantes de la gran ciudad vecina, dada la casi total incomunicación e indiferencia práctica que existe hacia estas enormes y complejas zonas de pobreza. Alcides sostiene con su mujer Georgina una relación profunda y amorosa, dos ancianos que viven en un inquilinato, rodeados de vecinos con los cuales mantienen inevitables contactos, en los cuales no hay espacio para la intimidad a la cual estamos acostumbrados los habitantes de las ciudades modernas. Es así como los dos ancianos se ven más y más involucrados en las vidas de su vecina, la jovencita Giselle, sus hermanos y su padre Facundo, un extraño personaje, carnicero del barrio, que maltrata a su hermosa hija, quizás porque la quiere obsesivamente. En uno de tantos incidentes, Facundo forcejea y empuja a Georgina, ya enferma y débil, y eso la lleva a la muerte. Pero a una muerte que resulta ser dulce y serena, cuando dormía con su esposo.

Ella, película colombianaLibia Stella Gómez es ante todo una escritora y el carácter literario de Ella se degusta: las palabras cuidadas, las escenas lentas, los gestos cercanos y bien delineados, sin caer en la tentación de que sea la acción la que atrape la atención del espectador. Así, en estos tonos casi poéticos, nos enteramos de los sentimientos profundos y amorosos de Alcides, que lo llevan a emprender su jornada por el barrio, que se convierte en una peregrinación que lo trasciende y que lo lleva hasta las estribaciones de la ciudad, con el cuerpo de Georgina en su carreta de buhonero. Es Alcides hombre de orgullosos sentimientos y aunque es persona de pocas palabras y cuidadas expresiones, están de tal manera contadas y fotografiadas, que nos damos cuenta, paso a paso, de la forma en que se va transformando su ser a medida que hace su viaje de amor eterno.

Es Ciudad Bolívar una acumulación urbana sin espacios verdes, sin árboles, sin jardines y por ello tiene un aspecto relativamente gris y cansado. Ella ha sido filmada en blanco y negro, con ocasionales toques coloridos, concebidos para aportar claves y significados, como los de las sombras azuladas de los ojos de Georgina o los aretes, azulados también, que recibe la niña Giselle de algún enamorado que transita para las calles del barrio. La fotografía en blanco y negro y las escenas que se han escogido son exquisitamente simbólicas, para que podamos captar las severas realidades que se viven en estos conglomerados urbanos. Para completar algunas de las imágenes más alegóricas, ha añadido la directora unos cantos corales, de tonalidades fúnebres y ceremoniales, que se oyen bellos, surrealistas y profundos.

Ella-, dirigida por Libia Stella GómezLos temas de la muerte y de la problemática social son casi una constante en el cine colombiano, lo cual no es de extrañar a la luz de las situaciones complejas y extremas que se han vivido por tantos años en el país. En Ella también nos acercamos a tales realidades. Pero se han contado de manera rica y sutil, sin exponer al espectador a las balas, a las palabras soeces y a las terribles escenas de sangre y de crimen en que se solaza con frecuencia el cine colombiano. Acá la muerte es una presencia fotográfica, casi artística, que se manifiesta en el rostro sereno de Georgina, pero también en una serie de jóvenes que han sido masacrados, cuyos cuerpos se han amontonado en una estación de policía y cuyas caras van apareciendo, una a una, con gestos dignos, profundamente humanos, que se distinguen, como manifestando que los muertos no son NNs desechables, sino personas valiosas e irrepetibles.

Ella-5Ella es también un homenaje a los miles de personajes que recorren las calles de las grandes ciudades de Colombia, arrastrando carretas que se van volviendo pesadas a medida que se llenan de materiales reciclados, abandonados por los habitantes aquí y allá, o rescatados de las bolsas de basuras antes de que sean recogidos por los servicios de aseo. Los vemos acá como personajes literarios, capaces de emprender epopeyas y hazañas; de defender a niñas en riesgo; de amar con lealtad y dignidad, más allá de la misma muerte. Y es la película también un llamado a pintar de colores, de comunicaciones, de gestión estatal y de urbanismo digno a las zonas pobres y abandonadas de las ciudades de la región.

 

Ficha técnica:

Ella ,  Colombia, 2015.

Dirección: Libia Stella Gómez
Guión: Libia Stella Gómez
Producción: Julio Contreras, María Fernanda Céspedes, Angélica Perea
Fotografía: Nicolás García Ruiz
Música: Leonel Alexander Merchán
Reparto: Humberto Arango, Deisy Marulanda, Reina Sánchez, Shirley Martínez, Andrés Castañeda, Obeida Benavides, Anderson Ballesteros, Laura Marulanda, Elizabeth Tonchez, Jacqueline Osorio, Liliana Moreno, Mariela Echavarría, Libia Stella Gómez, Richard Camilo Díaz, Rey Vásquez, Fredy Antonio Cubides, Orlando Valenzuela, Diego Cañón, Hernán Méndez Alonso, Fabio Velazco, Luz Stella Luengas, Álvaro Rodríguez, Valeria Bordamalo, Julio Contreras, Martin Pulga, Daniel Viatela

Enrique Posada

Graduado del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios