Críticas

Un nuevo y no tan exótico Hotel de senectud

El cuarteto

Otros títulos: Rigoletto en apuros.

Quartet. Dustin Hoffman. Reino Unido, 2012.

Quartet-CartelÚltimamente el tema de los adultos mayores está comenzando a ponerse de moda en la pantalla grande, y recientes películas como El exótico Hotel Marigold (Madden, 2011), o ¿Y si vivimos todos juntos? (Robelin, 2011) llegaron para mostrar las reflexiones sobre la última etapa de la vida del ser humano, en la que ya nada puede ser como antes, el cuerpo cambia, la mente no se mueve a la misma velocidad y los días para disfrutar están contados y obstaculizados.

En este mismo tenor sobre las etapas de la vida, las oportunidades y el perdón, y acompañada de música en su forma y trama, llega a cartelera Quartet (Rigoletto en apuros), dirigida por el actor Dustin Hoffman como su primera producción (acreditada). Esta cinta, que no debe confundirse –pero puede suceder- con A Late Quartet (Zilberman, 2012), trata sobre la vida de cuatro ex cantantes de ópera que viven en una casa de retiro para músicos y se preparan para el espectáculo anual.

Tal vez el problema mayor de Quartet sea la expectativa que puede generar el hecho de que esté dirigida por Hoffman, que además se encargó de ensamblar un reparto sólido y renombrado, encabezado por Maggie Smith y Tom Courtenay. No obstante, tal vez el director y los actores no son suficientes para sostener una película si el guion o la historia no tienen un sustento fuerte.

Quartet-01Aunque la música parece una excelente excusa para unir una cinta, y la idea de tener una casa de retiro para cantantes y músicos parece deleitosa y sonora, no termina de ser ni siquiera el factor más importante del desarrollo de la historia.

Rigoletto en apuros se antoja para ser una comedia, pero en realidad parece un drama ligero sobre las decisiones que se toman en la vida y la forma en que la se pueden vivir los últimos años con calidad. Así, llega al asilo una cantante –de la talla de María Callas- para reencontrarse con el amor de su vida y enfrentar a sus peores enemigos (otras cantantes y ella misma), acompañada de varios de sus más queridos amigos que también residen ahí.

La música es un móvil narrativo ineludible, que llena al espectador de interés porque no sólo se trata de la película en sí misma, sino también de la música que es interpretada audiovisualmente. Sin embargo, la excusa no llena los huecos de la trama en Quartet. Los personajes parecen no tener el volumen suficiente como para involucrarse con alguno de ellos. Sus problemas realmente parecen tan triviales como pensar qué color de traje de baño se pondrán ese día o cuál nota está desafinada en el ensayo.

Quartet-02Sin embargo, la reflexión a la que conduce la película, al igual que las mencionadas en párrafos arriba, es la misma: la vida en los últimos años se vuelve tan compleja que parece que nadie está preparada para vivirla. Día a día el ser humano se enfrenta a su cotidianidad y aprende a sobrevivir ante los problemas; pero tal vez –pese a la precaución- es difícil enfrentar esos últimos años, cuando el cuerpo y la mente ya no están de nuestro lado.

El motivo que lleva esta cinta es lograr preparar el espectáculo anual que tiene números musicales interpretados por todos los residentes. Para ello, cuatro amigos tratan de animarse a cantar –como si fuera su última oportunidad- uno de los cuartetos más completos y difíciles de la historia de la ópera: “Bella figlia dell’amore” de Verdi.

Para llegar a ese punto, la amistad de los cuatro personajes se verá puesta a prueba por una serie de sucesos y recuerdos que pondrán en tela de juicio no sólo el cariño, sino también la cordura de cada uno de ellos. Así, se muestra claramente la forma en la que los años generan estragos en la sensatez de las personas. Los seres humanos se vuelven cada vez más testarudos, cuestionadores y cerrados ante las posibilidades, su perspectiva de vida se ha transformado, y ante los años vividos y la experiencia, es difícil contraponer la visión de la juventud.

Llega un punto en el que parece que ya no es posible hacer más, que la vida ya ha dado todo lo que tenía que dar y que las esperanzas se han perdido. Es entonces cuando aparecen las reflexiones en torno a la manera en la que se experimenta la vida. Para acompañar estos cambios, la música está ahí y genera anclas que fungen no sólo como sostén sino como guía para quienes no han perdido las esperanzas.

Quartet-03Quartet permite ver un poco de luz y provee un mensaje esperanzador ante las circunstancias inevitables de la vida. Pero, pese a su visión obvia, realmente no permite ver nada más allá de esto. Hoffman no ha logrado cuajar la historia, y pese a la ambientación y a la participación de una amplia serie de cantantes y músicos reales (detalle que se agradece) no es convincente en su texto cinematográfico.

Rigoletto en apuros más bien parece un “Hoffman en aprietos” al intentar hacer una película motivadora, que no logra su cometido porque se distrae con chistes de mal gusto y se desgasta con discusiones seniles que no tienen el mayor sentido. Sin embargo, el trabajo de Hoffman no es despreciable, sino más bien desafortunado, posiblemente porque el guion no le dio para mucho más, o porque preocupado por sacar lo mejor cinematográficamente hablando, dejó de lado la relación de los actores.

Aún así, la película se convierte en una forma de redescubrir una serie de números clásicos y operísticos que pocas veces se pueden experimentar en el cine, como aquellas piezas extraídas de El Mikado y del mismo Rigoletto.

Tráiler

Ficha técnica:

El cuarteto  / Rigoletto en apuros (Quartet),  Reino Unido, 2012.

Dirección: Dustin Hoffman
Guion: Ronald Harwood
Producción: Finola Dwyer, Stewart Mackinnon
Fotografía: John de Borman
Música: Dario Marianelli
Reparto: Maggie Smith, Tom Courtenay, Billy Connolly, Pauline Collins, Michael Gambon

Una respuesta a “El cuarteto”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *