Críticas

Retrato de una realidad estanca

Cavalo Dinheiro

Otros títulos: Horse Money.

Pedro Costa. Portugal, 2014.

Cavalo-Dinheiro-PosterDice Javier H. Estrada, programador de Filmadrid, en la entrevista que le hemos realizado, que empezar el festival con Cavalo Dinheiro era una cuestión innegociable. Y es que la filosofía que encierra esta película en cuanto a un modo de entender y de hacer cine es, sin duda, la mejor para sellar y dotar de una fuerte e intensa personalidad desde su inicio a un festival.

Pedro Costa vuelve a recurrir, como ya lo ha hecho en anteriores películas, al personaje de Ventura para realizar Cavalo Dinheiro, Premio a la Mejor Dirección en el pasado Festival de Locarno. El film transcurre en un hospital y, a través de su protagonista, atormentado por los días acontecidos en la Revolución de los Claveles de 1974, el cineasta construye un brutal y durísimo relato con el que llega a establecer una conexión con el presente de Portugal. La puesta en escena hace pensar que la historia se desarrolla en un hospital, sin embargo remite también a un aspecto carcelario. Así, las paredes y pasillos dan forma a esta idea, sobre todo con las luces y sombras proyectadas por momentos sobre los rostros de los personajes, simulando las barras de una cárcel. Incluso el pijama de Ventura, visto en planos medios o generales, sorprende por el evidente aspecto de presidiario que ofrece. Se está representando así a alguien que se encuentra preso de sí mismo, de su mente, de sus recuerdos, de su pasado, de sus obsesiones. De este modo, el punto al que se dirige la narración es el interior de la mente del protagonista.

Cavalo_Dinheiro_3El camino que muestra Cavalo Dinheiro es duro, tortuoso y lleno de sufrimiento. Y tanto es así que los diálogos entre los personajes parecen los de muertos con vida. Sirva como ejemplo la conversación del tío con su sobrino en un hotel en ruinas. Cavalo Dinheiro muestra a Ventura con una ausencia de cordura, dando cuenta de cómo el paso del tiempo ha hecho mella en su mente, que parece estar metafóricamente en ruinas, del mismo modo que el hotel por el que se pasea. Esta falta de cordura es la que sirve de faro a Cavalo Dinheiro y la hace avanzar. Así, a través de un montaje carente de linealidad, con el cual tampoco se debió pretender dar un sentido y coherencia al film, se puede vislumbrar precisamente el desorden mental de Ventura. Pero Cavalo Dinheiro va mucho más allá y mediante esta estructura que propone Pedro Costa no nos deja diferenciar lo que es real de lo que es sueño, de lo que es obsesión e, incluso, de lo que serían algunos recuerdos a los que asistimos.

Cavalo_Dinheiro_6Con evidentes ecos de Nosferatu, que emergen en un encuadre de Ventura bajando las escaleras y, en general, del cine expresionista, que resuena a través de un formidable juego de luces y de sombras, dispuesto desde los primeros planos del film, Cavalo Dinheiro se convierte en un susurro al oído que nos orienta a través del interior de la sordidez mental de su protagonista, el cual parece que no podrá escapar de sí mismo.

Ficha técnica:

Cavalo Dinheiro  / Horse Money ,  Portugal, 2014.

Dirección: Pedro Costa
Guión: Pedro Costa
Producción: Sociedade Óptica Técnica
Fotografía: Leonardo Simões
Reparto: Tito Furtado, Vitalina Varela, Ventura

Raúl Liébana

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios