Críticas

Annus horribilis según Carmina Barrios

Carmina y amén

Paco León. España, 2014.

Carmina y amén, cartel Carmina Barrios. La protagonista absoluta de las películas de Paco León, Carmina o revienta (2012) y la última, Carmina y amén (2014). Es en realidad su madre, pero para diluir los límites entre la ficción y lo real, siempre ha desempeñado el papel de sí misma. ¿Quién es? “La Corleone del cine español (…) Carmina es irreverente, maleducada, manipuladora, delincuente, inmunda; pero encantadora. Es que ¿quién no se tomaría una caña con ella?”, pregunta retóricamente Henar Álvarez Díaz en Días de cine. Es verdad que aunque verla por primera vez suponga un choque, al final nos engancha y le cogemos mucha simpatía. También cabe mencionar a María León en el papel de hija de Carmina, y su hija en realidad. La prolífica actriz contribuye a la cinta con mucha credibilidad y demuestra un gran talento en interpretar sentimentos diversos.

Un sabado por la tarde, repentinamente, muere Antonio, el marido de Carmina. Después del choque inicial y a pesar de las protestas de María, que inmediatamente quiere dar parte de la defunción de su padre, Carmina retrasa hacerlo hasta el lunes, para cobrar la paga que el difunto tiene pendiente. La familia pasa el fin de semana como si nada hubiera pasado, recibiendo visitas de los vecinos y disimulando su duelo.

Fotograma de la película Carmina y amén Carmina y amén, la segunda obra de Paco León, es una comedia negra/tragicomedia, por momentos hilarante, con un toque de terror, pero que parece un documental. El director explica que el filme evoluciona hacia un lenguaje más ficcionado sin perder lo auténtico y lo verdadero. La secuela de Carmina o revienta (2012), la que recibió tres premios en el Festival de Málaga 2012 a la mejor película: premio especial del jurado y del público, al igual que a la mejor actriz (a Carmina Barrios), sigue siendo la triunfadora de este Festival y en la edición 2014 se le otorgan dos Biznagas de Plata: al mejor guión y a la mejor actriz de reparto (a Yolanda Ramos). No parece que haya terminado este proyecto cinematográfico, indudablemente sin precedences, en el cual el director da el papel principal a su propia madre que desempeña el rol de sí misma en una trama ficticia, y seguramente vayamos a recibir una nueva entrega de sus aventuras.

Carmina y amén 3Cinematográficamente, cabe destacar la importancia del ritmo que el director le da a la película. El ritmo es un concepto universal y regulador de la vida, parte de la naturaleza. Según Andrei Tarkovsky, un director ruso, que en su trabajo como cineasta se preocupaba de los aspectos cinematográficos del tiempo, tal como el ritmo y el montaje, sostenía: “la imagen fílmica está completamente dominada por el ritmo, que reproduce el flujo del tiempo dentro de una toma (…) La imagen fílmica surge en los planos y existe dentro de cada uno de ellos. Por eso, en los trabajos de rodaje tengo en cuenta el flujo de tiempo dentro del plano e intento reconstruirlo y fijarlo con precisión”. Además, es muy curiosa su noción del significado del montaje: “El ritmo cinematográfico está determinado no por la duración de los planos montados, sino por la tensión del tiempo que transcurre en ellos. Si el montaje de los cortes no consigue fijar el ritmo, entonces el montaje no es más que un medio estilístico. Es más, en la película el tiempo transcurre no gracias, sino a pesar del montaje de los cortes”. Parece que Paco León utiliza este planteamiento en su trabajo como director: deja a sus personajes hacer y decir lo que necesitan, sin apresurarles. Cuando Carmina recuerda el pasado, enciende el cigarrillo, se prepara para salir, le observamos y acompañamos sin prisa o impaciencia. Cuando las vecinas van a casa de Carmina, una chamana de la comunidad, cada una contándole sus problemas y dramas, les esperamos, sin interrupciones y con mucho gusto, incluso diversión, hasta que acaban. Parece que el tiempo fluye, tiene su propio ritmo que condiciona el ritmo del film, de las escenas, de los diálogos, “unos diálogos que no parecen escritos sino surgidos del gracejo y de la imaginación de los intérpretes” . El director enfatiza que aunque tenga un guion previo al rodaje, el cual se parece bastante al resultado, la manera de llegar a ese texto es, por lo general, desde la improvisación de las situaciones que ocurren durante la filmación. Maria León añade que por esta razón Paco no permitió que ningún actor tuviese el guion en la mano.

“Yo no miento nunca. Yo cuando digo una cosa se convierte en verdad”, dice Carmina en una discusión con María. Quiere decir que hay circustancias en la vida en los que no todo es blanco o negro, de hecho hay pocos momentos así. Llegan situaciones en la cuales hay que tomar cartas en un asunto y encargarse de resolver un problema. Carmina lo demuestra de una manera encantadora y virtuosa. Por eso vale la pena ver la película. Tengan la plena seguridad de que van a encontrar en ella a una mujer inolvidable.

Fuentes:

Dias de cine 01/05/2014
http://www.rtve.es/alacarta/videos/dias-de-cine/dias-cine-01-05-14/2540628/
http://www.carminayamen.com/#sinopsis

Trailer:

Ficha técnica:

Carmina y amén ,  España, 2014.

Dirección: Paco León
Guion: Paco León
Producción: Andy Joke / Telecinco Cinema / Canal +
Fotografía: Juan González Guerrero
Música: Pony Bravo, Espaldamaceta, Pájaro
Reparto: Carmina Barrios, María León, Paco Casaus, Yolanda Ramos, Estefanía de los Santos, Manolo Solo, Mari Paz Sayago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *