Series de TV 

Black Mirror (temporada 3)

black-mirror-temporada3-01Desde su estreno en 2011, la serie británica Black Mirror, creada por Charlie Brooker, se ha convertido en un fenómeno de culto. Hasta el momento, todos los episodios, que son autoconclusivos, nos plantean un futuro más o menos remoto en el que la tecnología juega un papel fundamental, pero siempre distópico. Desde el ya célebre “El himno nacional” (“The National Anthem”), la serie ha ido explorando las diferentes amenazas que ofrece un mal uso de las nuevas tecnologías. De hecho, la primera vez que escuché hablar de Black Mirror fue en una conferencia del fotógrafo y ensayista Joan Fontcuberta, que reprodujo un fragmento del tercer episodio de la primera temporada, “Toda tu historia” (“The Entire History of You”), en el que los seres humanos tienen una implantada una suerte de memoria USB que les permite ver y escuchar una y otra vez todos los momentos de su día a día.

black-mirror-temporada3-02En realidad, lo que plantean todos los episodios de Black Mirror es hasta dónde nos pueden llevar las nuevas tecnologías, dónde hemos fijar los límites y qué pasaría si no establecemos dichas fronteras. Presenta dilemas muy interesantes, habitualmente sobre situaciones cotidianas que todavía no se han dado, pero que podrían llegar a darse en un futuro no tan lejano. Hasta el momento, Charlie Brooker había acostumbrado a los espectadores a temporadas cortas y relativamente espaciadas, pero ahora parece que ha tirado la casa por la ventana al estrenar, ya en Netflix, una temporada con seis episodios (todos ellos de una hora de duración aproximadamente, salvo el último, que se alarga hasta la hora y media). Como en las anteriores temporadas, se trata de episodios autónomos que cuentan historias independientes. Estos seis nuevos episodios vienen a sumarse a los seis de las dos temporadas anteriores (2011 y 2013) y al especial de Navidad de 2014.

black-mirror-temporada3-03Casi todos los críticos de televisión coinciden en que esta nueva tenporada es algo menos pesimista, sobre todo por el tema y la estética de su primer episodio, pero creo que se trata tan solo de una falsa apariencia. El último episodio de la temporada es desolador, e incluso el primero, “Caída en picado” (“Nosedive”, protagonizado por Bryce Dallas Howard y dirigido por Joe Wright, realizador de Expiación), a pesar de su estética de barrios residenciales y colores pastel, acaso sea el más terrorífico de todos, pues plantea una realidad que está mucho más cerca de lo que pensamos: cómo nuestras vidas pueden estar reguladas completamente por nuestra popularidad en las redes sociales, hasta el punto de que eso pueda tener consecuencias, no solo sociales, sino también legales, laborales o sanitarias. Los dos siguientes, “Playtest” (“Playtesting”, dirigido por Dan Trachtenberg) y “Cállate y baila” (“Shut Up and Dance”, dirigido por James Watkins), se centran en el mundo de los videojuegos y de los peligros de Internet, respectivamente. “Playtest” resulta muy inquietante, en tanto que “Cállate y baila” está presidido por la sensación de agobio de los protagonistas.

black-mirror-temporada3-04Ahora bien, uno de los episodios más llamativos de la temporada es “San Junípero”, dirigido por Owen Harris, sobre todo por su planteamiento, ya que nos sitúa en 1987 y parece un episodio de Stranger Things. Brooker afirma en las entrevistas que este episodio fue el origen de esta nueva temporada. Está ambientado, además, en California. Aunque no parece estar relacionado con el resto, es uno de los mejores episodios de la temporada, sobre todo por la forma en que ha planteado la historia de amor que relata. Mucho más siniestro resulta el quinto episodio, “La ciencia de matar” (“Men Against Fire”, dirigido por Jakob Verbruggen), donde se relacionan las nuevas tecnologías y la realidad virtual con el ejército. Hay aquí una reflexión muy interesante sobre lo simulado y lo real, sobre la apariencia y la verdad.<

black-mirror-temporada3-05De todas maneras, la joya de la temporada está reservada para el final. “Odio nacional” (“Hated in the Nation”, dirigido por James Hawes, responsable de algunas entregas de Doctor Who y Penny Dreadful) no es un episodio más, sino un thriller tecnológico de hora y media que resulta ejemplar, articulado en torno a una pareja de policías magníficamente interpretadas por Kelly Macdonald y Faye Marsay. En cierto modo, enlaza con “El himno nacional”, ya que trata sobre el poder de los haters en las redes sociales, y ofrece guiños explícitos a una de las películas más conocidas de Alfred Hitchcock, Los pájaros (The Birds, 1963). Y es que, no en vano, hay que llevar mucho cuidado con los peligros que acechan al otro lado de las pantallas de nuestros dispositivos, esos espejos negros que dan título a la serie de Charlie Brooker. Al parecer, ya están en marcha los seis episodios de la cuarta temporada, también para Netflix.

Tráiler

 

2 opiniones en “Black Mirror (temporada 3)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *