Un intento de borrar el pasado

Assassin’s Creed

Justin Kurzel. EUA, 2016.

Cartel Assassins CreedDesde el lanzamiento del primer Assassin’s Creed en el año 2007 se ha especulado con su adaptación cinematográfica, pero hubo que esperar aproximadamente nueve años y unas veinte entregas de su versión “jugable” para que esto ocurriera. Todos sabemos las complicaciones que ha tenido Hollywood para transportar una película basada en un videojuego a lo largo de su historia. Con el reciente ejemplo de Warcraft. El Origen (Warcraft, Duncan Jones, 2016), y ya más separado en el tiempo, Resident Evil (que verá su último capítulo a fines de este mes), Silent Hill (Christophe Gans, 2006), Hitman: Agente 47 (Hitman: Agent 47, Aleksander Bach, 2015) y Max Payne (John Moore, 2008), entre tantas otras. Y podemos decir que este caso no es precisamente innovador.

La dirección estuvo a cargo de Justin Kurzel, quien ha impuesto una separación respecto de los acontecimientos de cualquiera de los juegos originales de la saga. Si bien mantiene elementos característicos del videojuego, tales como el animus (el dispositivo que le permite al personaje revivir las memorias de su antepasado) o el enfrentamiento templarios-asesinos, ni los protagonistas ni el escenario tienen algo que ver con los del videojuego. Por lo tanto, no veremos ni a Desmond Miles, ni escenarios como las Cruzadas en Jerusalén y Damasco, ni tampoco la Italia de los Borgia, tampoco a Estados Unidos luchando por su independencia o las aventuras piratas de los británicos. Es por eso que este hecho representa un punto en contra muy difícil de sortear para esta producción.

Fassbender/Animus de Assassins Creed

Michael Fassbender interpreta a Callum Lynch, descendiente lejano de Aguilar de Neyra, un asesino andaluz que luchó contra los templarios cerca del año 1492. Pero, contrariamente a lo que sucede en la versión original videogame, su versión cinematográfica aborda mucho más lo que ocurre en la actualidad, dejando de lado las “memorias” del antepasado de Lynch. Esto realza la conflictividad que presenta la búsqueda de ambos bandos por la manzana del Edén, algo que deja de lado el objetivo principal de la saga original –y que constituye el fuerte de la historia–, los viajes al pasado. Esto convierte a la adaptación cinematográfica en una mera película de acción, situada temporalmente en un tiempo contemporáneo, que ve la idea original del videojuego como algo circunstancial y que, por cierto, logra nutrir a la versión cinematográfica de una monotonía carente de todo lo que la herencia de la historia original le hubiera podido entregar.

Marion Cotillard en Assassins Creed

Siguiendo esta línea, la adaptación cinematográfica del gran videojuego Resident Evil también ha sufrido una adaptación, sólo utilizando a los personajes originales circunstancialmente, queriendo, de manera fallida, apropiarse del nombre de la saga con una historia que utiliza a los zombies como un mero detalle, convirtiéndose en un puro show de explosiones y stunts. Que el parkour característico de la versión original diga presente solamente de manera circunstancial, también puede constituir una ofensa para los fanáticos de la saga, siendo que cada juego se trata en casi un ochenta por ciento de que nuestro personaje ejerza esta disciplina.

Templarios vs Asesinos

¿Es Assassin’s Creed una película mediocre, solamente por el hecho de no respetar los preceptos originales de su versión “jugable”? La respuesta es que no necesariamente debería respetar las características originales para lograr un buen sustento narrativo, pero el hecho de omitir ciertos aspectos primordiales en la saga original, sí terminan dejando espacios en blanco y elementos que solo se pueden explicar si se jugó previamente la versión de donde proviene. Por lo pronto, Assassin’s Creed pasa a formar parte de la larga lista de adaptaciones cinematográficas de videojuegos que no sólo no satisfacen, sino que se convierten en algo totalmente innecesario.

Ficha técnica:

Assassin’s Creed ,  EUA, 2016.

Dirección: Justin Kurzel
Duración: 115 minutos
Guion: Michael Leslie, Adam Cooper, Bill Collage
Producción: Regency Enterprises, Ubisoft Entertainment, New Regency Pictures, Ubisoft Motion Pictures, DMC Film, The Kennedy/Marshall Company
Fotografía: Adam Arkapaw
Música: Jed Kurzel
Reparto: Michael Fassbender, Marion Cotillard, Jeremy Irons, Brendan Gleeson

Una respuesta a “Assassin’s Creed”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *