Críticas

Entre el documental y la ficción

As mil e uma noites

Miguel Gomes. Portugal, 2015.

Cartel de As mil e uma noitesMiguel Gomes regresaba a Cannes, para presentar dentro de La Quincena de los realizadores su obra más experimental. Dividida en tres episodios (O inquiero, O desolado y O encantado) que el festival programó en tres días no consecutivos, se trata de una composición monumental de 383 minutos que da cabida a una mezcolanza inconmensurable de estilos narrativos y múltiples temáticas. El film se inspira de manera tangencial en el libro Las mil y una noches, en lo que se refiere a su estructura, formada por cuentos sobre diversas historias que versan sobre el amor, la tragedia o el humor, recogidas como poemas, parodias y leyendas. Todo este conglomerado se relaciona entre sí como una matrioska, en la que un cuento da paso al siguiente y así sucesivamente.

Si bien el film comienza con el cariz del cine documental, con la contemplación de situaciones cotidianas y los testimonios de un grupo de astilleros que perdieron su empleo, para poner de manifiesto cómo pasaron de una situación próspera a la debacle ocasionada por la crisis económica, de pronto todo se transforma para dar paso a la magia de la inventiva que empieza a relatar Sherezade.

Las mil y una nochesA través de un interludio que constituye un segmento de metacine, Gomes se pregunta cómo es posible tratar la situación actual de Portugal sin caer en la ideología política y la militancia. Porque este es su principal objetivo, crear un ensayo con aspecto de fábula que verse sobre la identidad de Portugal, la losa del poder económico y político que somete a la nación y la responsabilidad ciudadana para hacer frente a la recesión.

En el momento en que Sherezade entra en escena, su voz resuena como un cántico poético lleno de desesperanza, y aunque otros narradores también tomarán protagonismo, es su impuso emocional el que nos acompañará hasta el final. Es un largo camino de pequeños relatos, sueños, anécdotas surrealistas, diferentes géneros cinematográficos, digresiones inclasificables, personajes reales y también fantasmales.

As mil e uma noites no ha sido el film más cautivador de la última edición del Festival de Cannes, pero sin duda, a tenor de las pelis visionadas, sí el más inclasificable, el más fascinante y desequilibrado, el más libre, pero sobre todo, el más importante.

Ficha técnica:

As mil e uma noites ,  Portugal, 2015.

Dirección: Miguel Gomes
Guión: Telmo Churro, Miguel Gomes
Producción: Komplizen Film / O Som e a Fúria / Shellac Sud
Fotografía: Sayombhu Mukdeeprom
Música: Carloto Cotta, Gonçalo Waddington, Joana de Verona, Adriano Luz, Diogo Dória, Rogério Samora, Teresa Madruga, Maria Rueff, Dinarte Branco, Cristina Carvalhal

África Sandonís

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios