Críticas

El divertido acto de destruir

3 bellezas

Carlos Caridad Montero. Venezuela, 2014.

Cartel de la película 3 bellezas3 bellezas (2014) es el debut tardío en el largometraje de ficción de uno de los cineastas venezolanos que más se destacó desde mediados de la década de los noventa con sus cortos: Carlos Caridad Montero. En filmes como Tarde de machos (2002) definió un estilo grotesco inspirado en el cómic, la pintura y otras fuentes gráficas, como el fotoperiodismo deportivo en ese caso. También una manera elíptica de narrar, que saca partido de las preconcepciones del espectador para hacerlo partícipe de una irreverencia rabiosa y destructiva.

Todo eso tiene en 3 bellezas una expresión menos radical, que no por eso deja de ser fiel a sus orígenes. Así como en Tarde de machos, Caridad se burlaba del boxeo, aquí la furia va dirigida contra los concursos como el Miss Venezuela. Se trata de una institución sobredimensionada hasta lo increíble en Venezuela, un país en el que la elección de la reina de belleza es la sombra frívola del protagonismo de una figura como la de Hugo Chávez.

Tan rara es esa realidad venezolana, que el director ha confesado que tuvo que replantearse el tema para que los espectadores extranjeros pudieran encontrarle sentido. La historia del filme es, por tanto, la de una madre que les impone un destino a sus hijos y trata de convertir a la hija favorita en reina de belleza. Esa crítica del autoritarismo es también un subtexto político en la Venezuela socialista, pero queda en segundo plano frente a la sátira de las “misses”.

Un aspecto clave del guion es que la madre también impone en su hogar un culto evangélico, lo cual introduce un elemento problematizador de la burla. Poner en ridículo las dietas, las cirugías plásticas y la competitividad de las jóvenes que aspiran a ser valoradas como carne de primera calidad es algo que puede hacerse fácilmente en público, sobre la base de los lugares comunes de la crítica biempensante del “materialismo” y el machismo. Mofarse de los cristianos, en cambio, es políticamente incorrecto, puesto que la religión, como cosa del alma, es considerada menos frívola que la formación de una “miss”. El de 3 bellezas es, por tanto, un humor controversial en el mismo sentido que las caricaturas de Charlie Hebdo.

Fotograma de Tres bellezasLa película es una sátira. No se trata de una ficción documentalista, que aspire a mostrar al espectador aspectos desconocidos de una realidad, como tantas películas que gustan mucho en los festivales internacionales. 3 bellezas no pretende ir más allá de lo que el televidente común sabe o cree saber de los certámenes de “misses” y sobre las madres autoritarias; ese conocimiento es uno de los presupuestos de la narración. Tampoco se imagina en el filme algo fantasioso que podría ocurrir en realidad, como el robo de la corona del concurso en Puras joyitas (2007), la caper movie venezolana de César Oropeza y Henry Rivero. De lo que se trata es pasar del decir algo sobre el Miss Venezuela al acto de combatirlo, lo contrario de los que critican ese tipo de espectáculos, pero no por ello dejan de estar entre los que se comen las uñas cuando se acerca el anuncio de la primera finalista y la ganadora.

El tipo de rechazo violento que se expresa en el filme es análogo a la manera como el hermano varón de las dos “mises” arremete contra sus muñecas Barbie, armado de una tijera, lo cual es, además, un anticipo del desenlace. Eso trae a colación la truculencia del cine de Dario Argento como una de las fuentes de inspiración de 3 bellezas. Es otro de los placeres que ofrece la película al cinéfilo, al igual que el empleo del color para burlarse de los estereotipos femeninos, y los juegos de hacer desaparecer a los personajes detrás de una pared en un travelling, para que se los siga “viendo” con la imaginación, y el que hay con el uso del sonido y la coreografía en un plano con profundidad de campo. Todo ello, sin embargo, dentro de los límites de una película dirigida al público de un país como Venezuela, donde los filmes nacionales tienen un promedio de asistencia de más de 100.000 espectadores.

Ficha técnica:

3 bellezas ,  Venezuela, 2014.

Dirección: Carlos Caridad Montero
Fotografía: Alexandra Henao
Música: Álvaro Paiva Bimbo
Reparto: Diana Peñalver (Perla), Fabiola Arace (Carolina de Mónaco), Josette Vidal (Estefanía de Mónaco), Fabián Moreno (Salvador), Georgina Palacios (Danielita Bao)

Pablo Gamba

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios