Críticas

Estilos de interpretación a la vez cuestionables y valiosos

The Shack

Otros títulos: La cabaña.

Stuart Hazeldine. EUA, 2017.

Cartel de la película The ShackEsta es una película que necesariamente crea contradicciones. Como tiene el claro propósito de transmitir un mensaje relacionado con la fe cristiana, tratando de interpretar de una manera cotidiana lo que sería la presencia de la Trinidad Divina (Padre, Hijo, Espíritu Santo) en la vida normal de las personas, es de esperar que reciba críticas desde todas las esquinas. Desde la ortodoxia religiosa cristiana, por atreverse a personificar la imagen de las personas divinas como seres comunes y corrientes, haciendo que Dios Padre sea una mujer madura; que el Espíritu sea otra, joven y hermosa, y que Jesús sea un joven de aspecto desenfadado y espíritu libre. Desde la gente que no cree y que menosprecia los fenómenos religiosos, considerándolos como manipulaciones y formas más bien ignorantes, anticuadas y superadas de ver la vida, por atreverse a usar el cine para plantear asuntos de fe y de comportamiento religiosos con espíritu melodramático y proselitista, apelando a las emociones para convencer y atraer a creyentes tibios.

La realidad es que es una película interesante, que se atreve a enfrentarse a temas espinosos de una forma novedosa y atractiva para muchos espectadores, contando una historia entretenida y que no deja de ser sorprendente, mezclando los asuntos de religiosidad y de visión cristiana, con situaciones humanas de suficiente impacto y realismo como para que cada espectador interesado encuentre imágenes con las cuales se pueda identificar. Pienso que debido a ello la película ha sido bien acogida por el público, a pesar de los niveles relativamente altos de crítica negativa y con frecuencia burlesca que ha recibido en los medios especializados.

Fotograma de La Cabaña

La película nos narra la historia de una pareja que sufre los embates de la desgracia familiar cuando una de sus hijas sufre un secuestro a manos de un pervertido sexual. La esposa es una persona muy creyente que, de alguna manera, mantiene su fe a pesar de la tragedia; el esposo sufre una crisis de fe y entra en un estado de negatividad y de aislamiento con todos los que lo rodean, que lo lleva a alejarse de la idea de que Dios es un ser bondadoso, que cuida de sus criaturas con profundo e irrenunciable amor.

Es acá donde el filme se embarca en una trama bastante fantástica y atrevida, a través de la cual el protagonista sufre una continua cadena de eventos de naturaleza surrealista que lo llevan a enfrentar sus antiguos demonios personales y a contemplar niveles sutiles y trascendentes de la realidad. Los sufre de manera reticente, convencido de que las cosas que experimenta en esas contemplaciones no tienen sustancia real, que se pueden interpretar como manipulaciones e ilusiones irracionales, que apelan a sus emociones y a su sensibilidad, y que no ofrecen respuesta real a sus males existenciales.

Naturalmente que todo en el filme está destinado a que el mensaje llegue, a que sea efectivo, a pesar de las resistencias, a pesar de las debilidades, porque se basa en la oferta insistente y generosa de la Trinidad Divina, que en el fondo es amorosa, paciente y creativa para ofrecer alternativas que hagan que la conversión se acepte como una transformación personal que va a cambiar la vida para siempre. No obstante lo anterior, se la experimenta como una especie de novela de suspenso, por la forma intricada y misteriosa en que se van revelando los mensajes y los personajes. Se aprovecha cada camino retorcijado de manera que no deja de ser sorprendente lo que se encuentra a la vuelta de cada pasaje.

The Shack, crítica

Pienso que tal como lo hizo una vez Vincent Ward en Más allá de los sueños (1998), la película protagonizada por Robin Williams, el director Stuart Hazeldine se atreve a pintar en The Shack imágenes de los espacios celestes y de los espacios de los sueños, que implican un gran atrevimiento creativo e interpretativo. Es bueno que el cine se atreva con estas cosas, como en su momento lo hizo el genial Georges Méliès de manera inspirada y novedosa. El mundo de los sueños se presta para interpretaciones arriesgadas de la realidad, las cuales realmente no son completamente extrañas para los espectadores, ya que hacen parte también de sus propias experiencias y de sus arquetipos. Contemplar una película como esta, es una oportunidad para comparar lo que en ella se aprecia, con las propias realidades escondidas personales, con las propias exploraciones y explicaciones de la vida, de sus dificultades e inconsistencia. Apoyarse, con la ayuda del cine en imágenes, en colores, en espacios imposibles, en combinaciones de circunstancias inesperadas y desafiantes, ayuda a ampliar la mirada hacia los mundos de la imaginación y de la creatividad.

Pero esto no se aplica solamente a lo visual y lo experimental. Proporciona este filme una gran riqueza de oportunidades para responder preguntas difíciles, de esas que no sabemos las personas responder, de esas que la humanidad todavía no responde con verdadero conocimiento. Podemos despreciar la forma en que tales repetidas y también variadas preguntas se contestan. Pero no podemos dejar de apreciar que son preguntas importantes, que esperan a ser respondidas, y que las opciones que The Shack/La Cabaña ofrece, constituyen estilos de interpretación, que, aunque cuestionables, son tan valiosos, como los que nosotros mismos podríamos lograr, si nos atrevemos a manifestar.

La cabaña - The Shack

Finalmente, dejando de lado estos aspectos y estas preguntas, se trata de una película que vale la pena disfrutar y apreciar, simplemente por la historia que se cuenta, por las aventuras que narra y por hacerlo de forma creativa y surreal, con una mezcla de espiritualidad, con sentido del humor, con inteligencia. No en vano se basa en un libro cuyo éxito ha sido espectacular.

Trailer

Ficha técnica:

The Shack  / La cabaña ,  EUA, 2017.

Dirección: Stuart Hazeldine
Duración: 132 minutos
Guion: John Fusco, basado en el libro The Shack, de William P. Young
Producción: Gil Netter, Brad Cummingsl
Fotografía: Declan Quinn
Música: Aaron Zigman
Reparto: Sam Worthington, Octavia Spencer, Aviv Alush, Radha Mitchell, Alice Braga, Tim McGraw, Graham Greene, Sumire, Megan Charpentier, Gage Munroe, Amelie Eve, Ryan Robbins

2 opiniones en “The Shack”

  1. Es una Gran Película…..para reflexionar, para aprender, para examinarse y aprender a ser mejores. La recomiendo mucho. Me causo una gran impresión y me toco profundamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *