Críticas

The Handmaiden

Park Chan-wook. Corea del Sur, 2016.

Festival de Cannes – 69ª Edición – 2016

Cartel de la película The HandmaidenThe Handmaiden es el tercer film del coreano Park Chan Wook seleccionado por el Festival de Cannes. Con Old Boy (2003) dio su salto al reconocimiento en Occidente, tras conseguir el Grand Prix y tantísimos otros galardones a lo largo de los festivales de todo el mundo.

Park Chan Wook regresa a casa después de su experiencia hollywoodense (Stoker, 2013) para recrear una historia con la que viaja a la Corea de los años 30, durante el periodo de la ocupación japonesa. Aunque la novela en la que se basa (Falsa identidad, Sarah Waters, 2002), está ambientada en la época victoriana, Park Chan Wook ha respetado su división en tres partes y el destacado estilo gótico, del que explora el erotismo larvado de sus personajes femeninos y el tenebrismo impreso en sus imágenes. Estampas que nos recuerdan a las composiciones de mujeres creadas por el pintor japonés Kitagawa Utamaro, con tendencia a los claroscuros pictóricos y a lo barroco, tanto en lo ornamental como en el dinamismo de las formas y la dirección que toman las imágenes. Los marcados y milimétricos movimientos de cámara combinan el recorrido aéreo de las estancias palaciegas y de acercamiento a los personajes en busca del efectismo estético y planos fijos que guardan las simetrías. Su tendencia al exceso encuentra su máximo sentido en este thriller de intriga, mentiras y apariencias en el que está en juego la lucha por el poder dentro de las diferencias entre las clases sociales. El sexo es parte del juego de roles y de la historia de amor a tres bandas. El realizador coreano no escatima en mostrar los momentos íntimos entre la doncella y la aristócrata, de prominente esteticismo erótico. En el tramo final, encuentra resolución en el morbo, la violencia y el sadismo, señas de identidad en su filmografía. Aquí, la venganza también se sirve fría.

The Handmaiden, fotogramaPark Chan Wook ha construido una caja de sorpresas narrada desde dos miradas diferentes, separadas por episodios, que regresan a los mismos espacios y situaciones para aportar su subjetividad y que el espectador, en una búsqueda de esas imágenes perdidas, irá recomponiendo los retazos que se han quedado por el camino.

Estamos ante el trabajo más perfecto del realizador coreano. Tras una historia llena de giros de guion capaces de sorprender, encontramos un ejercicio de estilo virtuoso que cuenta con una escenografía deslumbrante. Aunque su recibimiento en Cannes ha sido desairado por parte de la prensa cinematográfica, The Handmaiden se ha convertido en la película coreana más vendida fuera de su país, la cual llegará a un total de 175 territorios.

Ficha técnica:

The Handmaiden ,  Corea del Sur, 2016.

Dirección: Park Chan-wook
Guión: Park Chan-wook, Jung Seo-Kyung (Novela: Sarah Waters)
Fotografía: Chung-hoon Chung
Música: Cho Young-Wuk
Reparto: Jung-woo Ha, Min-hee Kim, Jin-woong Jo, Tae Ri Kim

África Sandonís

 

Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios