Temor a la herencia genética

La isla interior

Félix Sabroso, Dunia Ayaso, España, 2009

Por Mª José Cabezas

  Los directores y guionistas Félix Sabroso y Dunia Ayaso nos presentan su sexto trabajo, La isla interior, con la novedad de que La isla interiorabandonan el género de la comedia para presentarnos, esta vez, un drama familiar narrado en dos escenarios tan distintos y distantes entre sí, como son Canarias y Madrid. Una distancia que distingue la relación entre los personajes y refleja sus diferentes formas de vida.

 La isla interior narra la historia de una familia compuesta por un padre esquizofrénico (Celso Bugallo), una madre dominante (Geraldine Chaplin) y tres hermanos: Gracia (Cristina Marcos), Martín (Alberto San Juan) y Coral (Candela Peña), con vidas muy diferentes que luchan por salir adelante. Son tres náufragos de sí mismos, que aunque sepan que se necesitan, siempre acabarán dándose la espalda, impedidos de ayudarse unos a otros porque, quizá, sus problemas se parecen demasiado.

Una frase de Carlos Fuentes nos pone en antecedentes sobre lo que se va a tratar en el film: "Vengo de una familia en la que cada miembro dañaba a los demás. Luego, arrepentido, se dañaba a sí mismo", seguida de una serie de imágenes de diferentes estancias que vamos a volver a ver. Estancias vacías que representan la soledad por la que pasan los protagonistas, encerrados en sí mismos y en su entorno familiar, sin querer avanzar ni salir de ese tormento en el que viven.

Los directores nos sitúan junto a Martín y Coral, cuando van a recoger al aeropuerto a su hermana mayor. Desde ese primer momento, se refleja la angustia que sienten y la extraña relación que existe entre los tres hermanos. Se trasladan al hospital para visitar a su padre moribundo, donde ya está su madre, una mujer fría, dominante, distante... A medida que transcurra el film, nos daremos cuenta de que los problemas que sufren sus hijos serán derivaciones de la educación recibida por tales padres. Tras esta presentación -y a través de un fundido con el mar, que tiene una simbología importante en la película, ya que representa el agobio de vivir en una isla, el estar rodeado de agua por todas partes sin tener escapatoria-, nos pasan a contar los acontecimientos vividos por los tres hermanos, tres días antes del "accidente" del padre.

La isla interiorMartín, escritor y profesor de literatura intenta enfrentarse a una página en blanco, sin lograrlo.  Tras varias  interrupciones, se marcha al trabajo, donde se aprecia su obsesión por una alumna, su necesidad por viajar y salir de la burbuja en la que se ha convertido su casa, su miedo a conducir... Las dos hermanas: Gracia, actriz de televisión, que ha heredado la enfermedad de su padre y que confunde la realidad con la ficción al dejar el tratamiento, lo que derivará en el empeoramiento de dicha enfermedad, y Coral, enamorada de un hombre casado, con una necesidad de que le quieran, debido a una trauma de su infancia, relacionado con la figura paterna.

Pronto, la vida los devolverá al presente y los enfrentará a sus propios miedos y a la decisión de si realmente desean ser felices o prefieren seguir como hasta el momento.

Este drama familiar destaca por el ejemplar trabajo actoral, valorado, sobre todo, en  la figura de Alberto San Juan, galardonado con el Premio al Mejor Actor en el Festival de Cine de Valladolid 2009, por el personaje de Martín, con su miedo a avanzar, a salir al exterior, al contacto con los demás, hasta límites insospechados que rozan la locura.

Unas interpretaciones que nos transmiten esa agonía, esa soledad del ser humano que habita en cada persona, que tanto nos hace pensar. Reflejan, muchas veces, a través de silencios que dicen más que grandes conversaciones, ese miedo a salir del dibujo que viene marcado de atrás, de nuestra educación, ese temor a la herencia genética.

 En las figuras de las dos hermanas, nos encontramos con otras dos maneras de encerrarse en sí mismo. Coral busca el amor en el La isla interiorlugar equivocado y, a medida que avanza la historia, evolucionará hasta enfrentarse al verdadero problema que le atormenta y no le deja seguir adelante. Gracia, en cambio, nos hace sentir tristeza, compasión, ya que es, de los tres hijos, la que ha heredado la enfermedad del progenitor, lo cual le cerrará determinadas puertas a lo largo de su vida, aunque su madre se obstine en obviarlo.

Los ambientes intimistas, en su mayoría interiores, con movimientos de cámara apenas perceptibles, recalcan, aún más, la sensación de agobio, de encierro, de los personajes. Complementan los acordes de una música francesa, que se relaciona con la obsesión de Martín por viajar a París, el sueño de cualquier escritor, donde espera encontrar su inspiración.

Debido a que los directores vienen de hacer comedias, en La isla interior, pueden apreciarse algunos toques de humor o detalles irónicos, como situaciones por las que pasa Martín (sus manías en el momento de enfrentarse a esa página en blanco tan temida, la llegada al  parking, etcétera). Momentos en los que se hace un guiño al espectador, lo que le ayuda a relajarse de las situaciones dramáticas en las que ha estado sumergido. Sin embargo, la cinta, por momentos, pierde fuerza, ya que no llega a emocionar del todo, logrando un resultado final algo frío.

Pienso que se intenta proyectar una realidad que, en la mayoría de los casos, la sociedad intenta ocultar, donde no se aprueban determinadas actitudes de la figura del padre, origen de los problemas de la casa y que tanto han influido en las personalidades de los hijos.

La casi hora y media de metraje se hace algo larga, más bien, repetitiva. Sin embargo, vale la pena verla por la impecable interpretación de los personajes de los tres hermanos y el intento de llegar al espectador, a través de la emoción. Algo a valorar.



Festival y galardones:

Seminci - Festival de Valladolid 2009: Mejor actor: Alberto San Juán

Ficha técnica:

La isla interior, España, 2009

Dirección: Félix Sabroso, Dunia Aayaso
Producción: Ayaso y Sabroso/La Mirada Producciones/Little Giraffe S. L. /Mecanismo Films/ Oberón
Guión: Félix Sabroso, Dunia Ayaso
Música: Lucas Vidal
Fotografía: Juan Antonio Castaño
Montaje: Ascen Marchena
Interpretación: Geraldine Chaplin, Antonio de la Torre,Candela Peña, Alberto San Juan, Celso Bugallo, Cristina Marcos.

 

Más....

La mirada del otro (Críticas) (520)
Comparte esta página:

Compartir