Reducir tamaño texto Aumentar tamaño texto

Imágenes del cuerpo

La representación del cuerpo en el cine contemporáneo

Por Manu Argüelles

Imágenes del cuerpo

Imágenes del cuerpo
Israel Paredes Badía
Ocho y medio, Madrid, 2007



En una sociedad hipertecnificada, en la que las historias añejas de futuros distópicos parecen cumplir algunas de sus predicciones; en un tiempo fílmico que centra su mirada en la problematización de las relaciones humanas en la era de la globalización... Despersonalización, deshumanización, incomunicación, aislamiento; temas recurrentes y comunes en el cine contemporáneo... En este contexto en el que vivimos inmersos, el cuerpo, su representación y su presencia aparecen como un interrogante que no pocos directores se han centrado en explorar.

Israel Paredes aborda la titánica y elogiosa tarea de analizar cómo el cine moderno afronta dicha problemática. Una realidad que atraviesa todo el globo, desde Taiwán hasta Suecia, pasando por Italia. No obstante, en la producción que revisa no incluye el cine en castellano, ya que brillan por su ausencia Latinoamérica y España. Un inciso: se cierra el libro con Pau y su hermano de Marc Recha, filme rodado en catalán y que responde más a un subterráneo cine catalán que al realizado en España.

No es un reproche, ya que se trata de una selección personal, y precisamente en esa opción reside su gran virtud. Parte de un punto de vista subjetivo y dedica una mirada propia al cine que destaca. Esa inspección intrínseca desde la que se escribe el libro se establece con dos claros propósitos. Por un lado, a partir del concepto de cuerpo, que atraviesa todo el libro, nos propone que reconsideremos el film desde un punto de vista nuevo y diferente: promueve otra forma de verlo, en la que quizás no hemos reparado. Particularmente, destaco meritorios análisis de filmes como Lost in translation de Soffia Coppola y La habitación del hijo de Nani Moretti, que casi te empujan, después de leerlos, a revisar el film comentado. Y, por otro lado, busca descubrir al lector ese cine "invisible" de calidad que no se distribuye o pasa fugazmente. Es una excelente oportunidad de acercarnos a directores poco conocidos como Chistoffer Boe, Bruno Dumont, Claire Denis, Shinji Aoyama o Hong Hang Soo.

Las críticas siempre están estructuradas de la misma forma: desgrana cómo el cuerpo es representado por el realizador a través de la disgregación del argumento, poniendo especial énfasis en el aspecto musical. Las orquesta en torno a tres grandes bloques: "Descubrimiento", "Encuentros" y "Búsquedas", otorgando al conjunto una cohesión narrativa.

La obra se lee de forma amena gracias a la fuente utilizada, la century gothic, de formas redondeadas, suaves y agradables para la vista. En lo que respecta a la edición, aunque se agradecen las tapas duras y la óptima calidad del papel, habrían sido deseable suna mejor revisión editorial, por la existencia de algunos errores tipográficos u ortográficos no corregidos, y un mayor cuidado en las fotografías, ya que algunas muestran errores de pixelado.

Soy consciente del elevado coste que supone incluir fotos en color, pero algunos filmes reseñados las merecían, como, por ejemplo, Millenium Mambo de Hou Hsiao-Hsien.

El estilo de la obra es ilustrador, pero sin esa densidad pedante característica de muchos críticos especializados. Su tono es fluido, joven y ameno, y consigue transmitirte la pasión por aquello que se describe de la misma manera que te despierta la curiosidad por aquello que no has visto. Hoy en día, cuando veo filmes, tengo presente esta mirada conceptual, y extiendo el catálogo a otras películas que podrían haber tenido su espacio en el libro.

En un mercado editorial en el que no es frecuente que aparezcan obras integradas por una recopilación de críticas, y menos una en la que sea evidente el esfuerzo de organizarlas en torno a una mirada conceptual, se agradece enormemente la existencia de un libro con tales características.

Más....

Cinerama (Reseñas) (96)