Rebeldes del Swing (Swing Kids)

Por Arantxa Acosta

Swing Heil!
Hollywood Records, 1993

BSO Swing Kids

Rebeldes del swing (Thomas Carter, 1993), película con muy buenas intenciones en la que, si bien ni guión ni interpretaciones destacaron en su momento, sí se convirtió en un film reconocido, tanto por la historia que nos explica, basada en hechos reales, como, por supuesto, por su célebre música: swing. Del bueno.

Los "chicos swing" fueron jóvenes alemanes, en su mayoría berlineses de clase media-alta, que encontraron en el swing, la música de moda -un estilo de jazz- en los Estados Unidos de la época (mediados-finales de los treinta), una forma de reivindicar la existencia de una forma de vida distinta a la que ya empezaba a imponerse: la nueva y jerarquizada cultura nazi.

Su estilo era fácilmente reconocible: vestidos con abrigo, sombrero y paraguas, lloviese o hiciese sol. Pelo largo, palabras propias (el 'slang') y, por supuesto, casi siempre con un vinilo bajo el brazo, llevando lo último de Benny Goodman (judío) o Django Reinhart (gitano). Claro está, al incipiente régimen no le parecía que este tipo de música, que pronto asociaron también con la raza negra y, por tanto, inferior, fuese beneficiosa para los oídos de su juventud, pilar para el desarrollo y expansión de las ideas de Hitler. Pronto relacionados con la libertad sexual, la rebeldía y la falta de sentimiento patriótico, el movimiento musical se transformó en político, iniciando a finales de la década su cruel persecución, liderada por las SS y puesta como ejemplo a los muchachos de las juventudes hitlerianas, y acabando con la exterminación literal de sus integrantes en campos de concentración. Rebeldes del swing nos narra, a través de la historia de dos amigos, Peter (Robert Sean Leonard) y Thomas (Christian Bale), cómo se pasó del auge del movimiento swing (cuando aún la guerra no era una amenaza, pero sí sus dirigentes) a su estrepitosa e injusta prohibición.

El sing, sing, sing (with a swing) de Louis Prima abre tanto el film como el disco de la banda sonora, introduciéndonos en el alegre mundo de estos chicos que se sienten los más populares, los más cultos... los invencibles. Pero poco a poco, y gracias a la combinación de música instrumental creada específicamente para el film y que se diluye entre el pegadizo jazz, nos damos cuenta de que todo no va a ser tan idílico como parece. Melodías como el Nothing to report, The letter o Swing Heil acompañan los pasajes más tristes del film, y nos "ayudan" a olvidar los momentos alegres, que han sido amenizados con canciones del tipo It don't man a thing (if it ain't got that swing) de Billy Banks, Swingtime in the rockies de Benny Goodman o la emocionante final Bei Mer Bist du schon (interpretada por Janis Siegel)... poniéndonos los pies de nuevo en la tierra.

Es James Horner (famoso por componer las bandas sonoras de Willow -Ron Howard, 1988- o Leyendas de Pasión -Edward Zwick, 1994-, pero sobre todo por las más que similares Titanic y Avatar -James Cameron, 1997 y 2009), quien se encarga de aportar el contrapunto instrumental justo para los momentos más reflexivos del film. A diferencia de sus últimas bandas sonoras, Horner aún conservaba ese aporte innovador que le encumbró, encontrando una composición reconocible que aparece en varias de las melodías, y que convierte la BSO de Rebeldes del Swing en un clásico imprescindible, tanto por supuesto para amantes del swing, como para aquéllos que encuentren en la música una forma de descubrir y reconocer pasajes de nuestra historia reciente.


Rebeldes del swing (Swing Kids), 1993

Temas:

 

1. Sing, Sing, Sing (With a Swing) 2. Nothing to Report

3. Shout and Feel It - Benny Goodman

4. It Don't Mean a Thing (If It Ain't Got That Swing)

5. Letter

6. Flat Foot Floogee

7. Arvid Beaten

8. Swingtime in the Rockies

9. Daphné

10. Training for Utopia - Benny Goodman

11. Life Goes to a Party/Jumpin' at the Woodside

12. Goodnight My Love - Janis Siegel

13. Ashes

14. Bei Mir Bist du Schön - Billy Banks

15. Bismarck

16. Swing Heil - Benny Goodman



Más....

Cinerama (Reseñas) (96)
Comparte esta página:

Compartir