Reseñas de festivales 

Timbuktú

TimbuktuAbderrahmane Sissako nos acera a la ciudad de su infancia, Timbuktú. Situada en la República de Mali, en el oeste de África, donde las libertades esenciales de su población están siendo coartadas por el fundamentalismo islámico que tira por tierra la larga tradición cultural preexistente. Y lo hace mostrando diferentes aproximaciones de la vida de varias personas que conviven en una comunidad donde de un grupo de militares interrumpe la paz del lugar para imponer nuevas normas de control. Prohibiciones como la de escuchar música o jugar al fútbol y obligaciones como que las mujeres tienen que tapar sus manos con guantes. En una aldea más alejada, una pequeña familia de ganaderos, formada por un matrimonio y su hija, se ven envueltos en el crimen de un vecino pescador. Algo que tendrá dramáticas consecuencias.

Timbuktútiene una profunda necesidad de reivindicación y denuncia. Su tono dramático se siente atenuado por el entorno desértico, donde el hombre vive gracias a los recursos que le ofrece el medio y también por algunos momentos cómicos que tienden a ridiculizar a los yihadistas y a aquellos que están al frente del cumplimiento de las normas.

Timbuktúes una llamada de atención para dar a conocer cómo el islam más político y tergiversado está dando paso al terror y la deshumanización. La proyección del filme en el festival coincidía con la terrible noticia del secuestro de unas doscientas niñas en Nigeria, por parte de un grupo de insurgentes islámicos. Por desgracia, la actualidad que saltaba a los medios de comunicación occidentales, daba aún más fuerza a la denuncia de Sissako.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *