Murió el cineasta de animación checo Bretislav Pojar

El cineasta de animación checo Bretislav Pojar murió el viernes por la noche en Praga a los 89 años de edad.

Ganó la Palma de Oro al mejor cortometraje en el Festival de Cannes en 1973 por Balablok, el Premio del Jurado al mejor corto en 1979 por Bum y el premio al mejor corto hecho con marionetas en 1954 por Una copa de más.

En el Festival de Berlín fue galardonado con el Oso de Oro al mejor cortometraje en 1970 por To See Or Not To See, realizada en el Instituto Cinematográfico de Canadá, país al que emigró en los años sesenta.

En los años cuarenta Pojar comenzó a trabajar con el maestro del cine checo con marionetas Jiri Trnka. Colaboró en los filmes de Trnka Historia del contrabajo (1949),  El ruiseñor el emperador (1949), y Viejas leyendas checas (1953), entre otros.

Comenzó a dirigir sus propias películas en 1951 con La casa de pan de gengibre y se hizo célebre por Una copa de más, corto antialcohólico de 1954 en el que es evidente la influencia de Trnka en la iluminación.

En su país se hizo célebre principalmente por la serie Venga señor, vamos a jugar, protagonizada por dos ositos de peluche.

Una copa de más (O sklenicku vic, 1954)

http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=wCQf5A1sQgc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *