Críticas

Una buena lección

Camino a la escuela

Sur le chemin de l'école. Pascal Plisson. Francia, China, Sudáfrica, Brasil y Colombia, 2013.

cartel_camino_escuelaHay pocas películas que resulten imprescindibles desde el mismo momento de su concepción. El documental Camino a la escuela es una de ellas. En apenas setenta y cinco minutos de metraje, Pascal Plisson, responsable de títulos como Massai. Les guerriers de la pluie (2004) o Les mystères de Clipperton (2005), presenta cómo, en ciertos lugares del mundo, algunos niños deben pasar un sinfín de dificultades para llegar a sus escuelas cada día.

Camino-Escuela-01Plisson vivió durante doce años en Kenia y allí vio cómo algunos niños iban a la escuela sorteando importantes peligros: “Camino a la escuela nace de un encuentro inesperado que me conmovió profundamente. Un día, mientras yo estaba en el Lago Salado de Magadi, por necesidades de una película, vi a tres jóvenes que llevaban una bolsa extraña en el cinturón. Cuando les pregunté qué era, uno de ellos se adelantó y con mucho orgullo sacó una flamante pluma, pizarra y una tiza. Jadeante, me dijo que estaba de camino a la escuela. Hacía dos horas que había dejado el pueblo y corría hacia la escuela bajo el sofocante calor”. Esa es la gran enseñanza de la película, la responsabilidad que asumen los propios niños para ir cada día a la escuela, ya que son conscientes de que es la única forma, no solo de mejorar su situación de cara al futuro, sino también de cambiar el mundo y convertirlo en un lugar mejor.

Camino-Escuela-02La escuela es la meta, pero lo que relata Plisson en el documental es el viaje, proceso en el que el destino se convierte en una pequeña Ítaca y los niños protagonistas deben vivir una pequeña odisea para llegar a él. Valiéndose de un montaje paralelo y de una narrativa que se limita a recrear lo que ocurre, Camino a la escuela presenta cuatro situaciones diferentes en cuatro lugares bastante alejados del mundo: Kenia, la cordillera del Atlas (Marruecos), la Patagonia (Argentina) y la India.

Camino-Escuela-03Plisson logró reunir cincuenta historias de este tipo, pero al final seleccionó cuatro de ellas: la de Jackson (11 años) y su hermana Salomé (6 años), que recorren cada mañana los quince kilómetros que hay entre su casa y la escuela; la de Carlitos (11 años) y su hermana Micaela (6 años), que atraviesan las planicies y montañas de la Patagonia a caballo para llegar al colegio, que está a dieciocho kilómetros; la de Zahira (12 años), que cada domingo se desplaza, junto a sus compañeras Zineb y Noura, desde su aldea en el Atlas hasta el internado, que se encuentra a veintidós kilómetros de su casa; y la de Samuel, un niño de 13 años que acude cada día a la escuela gracias a la ayuda de sus dos hermanos menores, Gabriel y Emmanuel, que arrastran su silla de ruedas a lo largo de cuatro kilómetros por caminos imposibles e impracticables.

Camino-Escuela-04Este largometraje documental, que ha contado con el apoyo de organismos internacionales como la ONU, UNICEF, la UNESCO o Ayuda en Acción, es en sí mismo una declaración de principios. Los niños protagonistas han debido vencer las condiciones más adversas para poder asistir a la escuela, pero son conscientes que solo así podrán mejorar el mundo en el que viven. El propio Jackson le dijo a Plisson que prefería morir de camino a la escuela que quedarse sin educación.

Camino-Escuela-05Acaso el único reproche que se le pueda hacer a Camino a la escuela es que su propósito es más didáctico que cinematográfico. Y a quien pretende enseñar no es, desde luego, a los niños protagonistas, que no tendrán acceso a las proyecciones, sino a todos aquellos niños del primer mundo que tienen las escuelas a pocos minutos de casa, ya sea caminando o en autobús. No hay nada más democratizador que el acceso de todos los niños y niñas a la educación, pero eso es algo relativamente reciente, incluso en los países más desarrollados.

Camino-Escuela-06Solo al final de Camino a la escuela los niños protagonistas toman la palabra y hablan de sus ilusiones y de sus esperanzas. Conmovedor resulta el momento en que Micaela, la hermana de Carlitos, reconoce que quiere ser maestra, pero también cuando Samuel afirma que quiere ser médico para ayudar a otros niños que tengan las mismas dificultades que él y agradece a sus padres que le hayan permitido estudiar a pesar de ser tan pobres. Al cabo, como afirma el propio Samuel: “Venimos a este mundo sin nada y lo abandonamos sin nada”.

Premios: César al Mejor Documental

Tráiler:

Ficha técnica:

Camino a la escuela (Sur le chemin de l'école),  Francia, China, Sudáfrica, Brasil y Colombia, 2013.

Dirección: Pascal Plisson
Guión: Marie-Claire Javoy y Pascal Plisson
Producción: Barthélémy Fougea y Stéphanie Schorter
Fotografía: Simon Watel
Música: Laurent Ferlet
Reparto: Jackson Saikong, Salome Saikong, Samuel J. Esther, Gabriel J. Esther, Emmanuel J. Esther, Zahira Badi, Noura Azaggagh y Zineb Elkabli, Carlitos Janez y Micaela Janez.

Joaquín Juan Penalva

Graduado del Master en Crítica Cinematográfica de AULA CRÍTICA

 

Un comentario para “Camino a la escuela”


Deja un comentario


* Los campos marcados son obligatorios